------Tu alma es lo que ayudas, y tu crueldad lo que impides

sábado, 11 de abril de 2015

Si tú haces bien las cosas es porque tú sabes valorar las cosas. Sin embargo, el saber valorar tiene su demostración al igual que todo saber.  Y se sabe valorar una cosa cuando, ésa cosa, no la has desprotegido, olvidado, abandonado, desatendido, malpriorizado, descuidado  o aceptado tal como no es.


Ése es el demostrar (superando lo que se dice o la charlatanería) que tú -verdaderamente- sabes valorar algo y ya, tras valorarlo, puedes usarlo para un beneficio de inteligencia o de sensatez.
Claro, si tú dices que sabes valorar la misma ética-razón pero, al que demuestra razón, lo desproteges, significa eso que tienes mucha palabrería o rollo embaucador, que en verdad no sabes valorar y, así, con tu no saber valorar, destruyes.

2 comentarios:

José Repiso dijo...

Y el que no sabe valorar, si no intenta esa demostracióm, nunca lo sabe; y va así destruyendo constantemente pero con el autoconvencimiento de que hace el bien.

Este error ocurre en la inmensa mayoría de los que tienen o han pillado algún poder (político, literario, económico, mediático, etc).

José Repiso dijo...

O sea, inventan un buenismo a la crueldad real o demostrable que aplican,

¡vaya tejemaneje de asco sin cesar o de pillerías de destrucción pero en maquillajes en flor!