------Tu alma es lo que ayudas, y tu crueldad lo que impides

martes, 14 de abril de 2015

La corrupción no es solo política, ni financiera, ni de evasión de impuestos, etc., sino es todo lo que haces engañándote a tí mismo, engañando a los demás y engañando a los valores éticos.
Corromperte es perder el honor, el respeto y la dignidad por ti mismo; es venderte por unos beneficios como parte del negocio del mal.
Si decides desproteger a la naturaleza, eso siempre tiene unas consecuencias de mal por ti; porque la naturaleza no tiene el cuido que la ética te exige a ti.  Igualmente, si decides desproteger a la verdad o al que la demuestra,  el mal ya es seguro por ti.

2 comentarios:

José Repiso dijo...

ESTUPIDEZ es seguir porque siguen; y decir porque dicen, e ir de sensiblero porque van de sensibleros, y matar toros o perros porque matan perros, o sea...... establecerse en lo establecido, en la inmovilidad, en lo que te ordene lo mediático, en la línea literaria dictada, en ¡LO MISMO! una vez y otra,
otra vez y otra.

22 de noviembre de 2014

José Repiso dijo...

Vivir limpia o éticamente es vivir protegiendo la luz (el que aporta contrucción, aclaramiento de fiable camino o razón), y no lo contrario o lo que oscurece (confusión, manipulación, conveniencia, enturbiamiento o engaño, desequilibrio o sobreprotección, etc.). Pero ellos se cagan en eso y siguen con las mismas inventándose muchos buenismos para autojustificaciones o burlas de HdP 15 de agosto de 2014 --- Cadena Ser es un medio de manipulación que, pillamente como los demás, se las da de santoputas o de lo mínimamente humano, sino lo contrario. Sí, jamás ayudan a algo constructivo, humano, racional, plenamente juego sucio o decente. Sí, al momento siempre, absolutamente siempre, van a ayudar al escritor SOBREPROTEGIDO, dominante o aristócrata a la situación -importándole un pimiento lo humano-. Nada hacen nuevo bajo el Sol, sino proteger al chulo, a lo recurrente que domina y lo corrompe todo. Así, en época de Franco hubieran ayudado a los más sobreprotegidos, mediáticos, lameculos en influencias y en pillerías
4/10/14

AMAR NO DEBE COSTAR LA LIBERTAD. En ética, también, la patria no debe costar la verdad; ninguna imagen de algo, tradición o defensa social debe costar la verdad. Jamás, se empezaría a corromper la misma ética. Pero los poderes fácticos o de los intereses establecidos o predominantes te lo justifican (por una finalidad buenista o con engaño del buenismo corruptor) y te lo enseñan o te lo inculcan a ti y a tus hijos (siendo tú un colaboracionista de tal corrupción)