------Tu alma es lo que ayudas, y tu crueldad lo que impides

sábado, 18 de abril de 2015

Si tú bien te consideras defensor de la dignidad (porque lo demuestras); pues, si te dejas alguna dignidad atrás (sin defender),  demuestra eso que no eres en verdad un defensor de la dignidad (engañándote a ti mismo y a los demás).
Tú propia dignidad no se debe dejar atrás, ni por modestia ni por excusa

No hay comentarios: