------Tu alma es lo que ayudas, y tu crueldad lo que impides

viernes, 24 de abril de 2015

La función de la ética es APROBAR y DESAPROBAR acciones de los seres humanos, es decir, autorizar o no autorizar esas acciones porque sean protegidos (en responsabilidad ineludible por ti) unos valores-principios éticos y así prevalezcan. Y el RESPETO es una consideración a quien eso exactamente realiza, con su mínima negligencia, infravaloración o indiferencia.
Respeto no es que tú (éticamente) autorices todo y des café para todos (por aprovecharte de un recibir favores a eso o por una rentabilidad egoísta),  sino que siempre desautorices (y desprotejas por ello) a quien incumple algún valor ético.
Nunca la maldad verdadera la hacen los malos, así es, sino los que confunden el bien para que no se haga el bien jamás. Cierto, nunca los que pisotean los derechos humanos son los dictadores o los "malos" o los que los intelectuales españoles digan a pillería, claro, sino objetivamente quienes -ellos en concreto- confunden los derechos humanos o los tapan o los convienen a sinrazón por vida y en sinrazón. 

El mal es toda una especulación: un acaparar mucho para impedir a otros hacer el bien;  un organizar el silencio para que solo se escuche su dictaestupidez.

2 comentarios:

José Repiso dijo...

El que siempre se va arrodillando o solo atiende a los intereses establecidos o dominantes ya está corrupto en condescendencia a sus vicios; y es, además, incapaz de ver los cambios o de adaptarse a ellos.
---

El que es adicto a algún medio de comunicación siempre está ya ciego y es un corrupto de lo que es ético. Es incapaz de rodear la cabeza para no ver lo mismísimo, lo fijado por unos intereses mediáticos.
---

Muchos se creen que la corrupción es algo que solo tiene que ver con el dinero; y olvidan que el censurarles a sus almas la ética es la peor de las corrupciones.
---

La mayoría no están podridos (o sea, son corruptos) por dinero, sino por impedirles a sus ojos luz y a sus corazones honestidad y amor a la razón-ética.
24/02/13

---
Si todo en la vida se basa en saber qué es el bien, unos -a frivolidad o a cara dura o a irresponsabilidad o a sangre fría- van a consultar el diccionario o a ver qué les dice su secta o su grupo particular. No, una persona puede dar alimento a un hambriento -que es un bien o lo puede hacer ocasionalmente un corrupto- y eso no significa que hace el bien en conciencia, no, no os engañéis. El bien, él único, es no respetar al mal (la confusión, la manipulación, la mentira, la desigualdad, la intolerancia, etc.). Cualquier persona puede hacer ocasionalmente un bien -no hay dictador que no lo hiciera, en algo-, pero no hacia el bien coherente, íntegro, objetivo de no traicionar o contravenir a ningún valor ético.
5 de octubre de 2012

---

SABER VALORAR es la base de cualquier civilización y de cualquier humanización, es decir, es el RESULTADO -objetivo- de que se ha aplicado bien la racionalidad ética sin otros intereses privados o de conveniencia parcial. Sí, es lo más importante, el contenido sin engaños o trucos, la prueba de que se va correctamente por el camino adecuado sin errores, el fruto -no corrupto- del haber cumplido con lo más humano.

3 de marzo 2014

José Repiso dijo...

Algunos deciden y dictan que la dignidad es de ellos; y ¡ya está!, ¡ya no se puede hacer nada! Por uno u otro motivo -en sobreprotección- la dignidad es de ellos solo, Dios es de ellos y la familia es de ellos. O sea, ya han agarrado los frutos o subsistencia de otros o les han ido matando así.

Como la dignidad forzosamente -o como prioridad- es de ellos; ya ¿para qué se necesita matar?

-----

NO SE PUEDE RESPETAR AL QUE DESTRUYE porque, si lo respetas -lo cual conlleva no reprobación y consentimiento-, destruirá más. Éste es un principio ético esencial.

En España, en lo que es demostrable, todo es poder, mentira y, además, saber -por una imagen o hipocresía- venderlo. Todo valor ético lo destruyen, toda razón la destruyen o, aun, les entra por un oído y se les sale por el trasero. ¡Nada!; al final cualquier asesino ha recibido más dignidad que yo, y más derechos, y ¡todo! Ahí solo vale ser un inmoral y, con todo a favor, saber venderte para sacar más rentabilidad de eso. Y lo harán siempre, directos van a hacerlo otra vez, dentro de unos segundos, mañana y siempre.

------

En cada país hay cientos y cientos de asociaciones "en defensa" del amor, de la paz, de la libertad, contra el terrorismo, contra la muerte, contra los "malos", etc., derrochando muchos recursos y UTILIZANDO esas posiciones casi siempre para fines interesados. Sí, para muchas de esas asociaciones están "los que cuentan" y "los que no cuentan" en evidente intolerancia. Con eso, con unos mismos esfuerzos, "el que cuenta" es uno y no otro; y, por la dignidad mínima, "el que cuenta" es uno y no otro -el que para ellos sea el "humano válido" más apegado a sus intereses-.
O sea, por defender lo bonito todos se apuntan -¿quién no por lavarse la conciencia o por publicidad?- aunque no haya una coherencia práctica o una verdad sin venderse o sin trucos.

15 de agosto de 2012