--------------Cuando no se le ayuda a la verdad, la mentira se impone (y sus daños).

sábado, 25 de diciembre de 2010

Tú demasiado pides; él algo pide.http://pensardenuevo.org/qué-es-ser-pobre
Consumismo gratuito (no imprescindible), ¿una dependencia incurable con responsabilidad de los que dirigen?

4 comentarios:

José Repiso dijo...

Sí, es evidente que consintiendo y arrimándote a lo más poderoso y a lo más predominante siempre tienes menos problemas y, además, unos beneficios seguros; pero ¿quién ayuda a los que nadie ayuda, esos no escuchados, parias u oprimidos?

Aunque, si a los que son injustos nadie impide que sean injustos, ¿cómo tendríamos derechos, igualdades o una dignidad mínima para todos?
El mundo, así, en realidad no hubiera evolucionado.

Claro, es muy cierto, entre ayudar a Jesucristo o a un sátrapa muy poderoso, todos se deciden por ayudar a ese poderoso para no tener problemas, pues ayudar a Jesucristo implicaría valentía y cambiar las cosas.

La gente, Maribel, siempre quiere nada más que eso, lo más cómodo, y que los humillados ellos se la averigüen como sea, y que los derechos a ellos se los consigan otros gratis de todo esfuerzo.

Feliz 2011

Vinelli dijo...

Esos que se creen buenos practican un buen nazismo que da asco en sólo milésimas de segundo de lo que hacen.....

Luis Laborda dijo...

Un nuevo año viene de comenzar y ya se apagan los festejos y los brindis. Peo para muchos, demasiados, la realidad no ha cambiado.
Que 2011 no sea un año de buenos deseos, sino de excelentes logros.
Que no sea un año de promesas, sino de realizaciones.
Que no sea un año de reencuentros, sino de emprendimientos en conjunto;
Que la imaginación vuele, pero con la realidad atada a sus alas.
Que nuestros deseos se cumplan, pero que no olvidemos ayudar a cumplir los deseos de los demás.
Que cuando llegue otro fin de año no sea el momento de un balance positivo, sino el de la alegría y la satisfacción de haber abrazado y sostenido a quienes confían en nosotros para que les demos una mano.

José Repiso dijo...

En el mundo NO EXISTE ningún problema, absolutamente ninguno de una forma objetiva, sino sólo los que se forman de la confusión, de la total mentira, de la intolerancia evidente (pues impiden la razón), de la manipulación, del abuso de poder del tener recursos de poder, de los mismos intelectuales y de esos que se creen buenos.
Eso es así ahora, hoy, y mañana. Por imposición de ellos; y luego, por cara dura y por más perversión, se atreven a decir que los dictadores son malos.