------Tu alma es lo que ayudas, y tu crueldad lo que impides

jueves, 16 de abril de 2015

La mentira no existe si nadie la mueve; sí, es algo objetivo o irrebatible  (Lo mismo que la sociabilidad o la justicia no pueden existir jamás si nadie las mueve).

Ahora bien, si la mueve un jardinero al momento desaparece; así es, sí, únicamente no desaparece cuando personas con muchos recursos sociales (o de cualquier poder o que pueden establecer costumbre o cultura)  la mueven.
Siendo recursos sociales: influencias, el toma y daca, favoritismos, corporativismos, clientelismos, subvenciones, el administrar bienes públicos, sobreprotecciones de cualquier tipo, respaldarse de líneas dominantes, tenencias de apoyos económico-políticos o de presiones, etc.

2 comentarios:

José Repiso dijo...

Tú, intelectual español, teniendo irrebatiblemente recursos sociales, nunca favoreces al que demuestra el juego limpio y la racionalidad (que supone millones de sacrificios, esfuerzos, renuncias y actos de irrebatible bien), sí, y eso demuestra por tu parte un no tener alma y toda la crueldad

José Repiso dijo...

TODO CAMBIO SOCIAL O TODA CONFORMACIÓN SOCIAL RADICA EN UN "COHERENTE VALORAR"; pero esto tiene DEMASIADOS OBSTÁCULOS AHORA DEFENDIDOS POR INTELECTUALES VENDIDOS O APROVECHADOS (confusiones, priorización de la estupidez mediática, demasiados poderes e intereses grupales -arbitrariedad descontrolada-, la frivolidad educativa, etc.).

Quien cocina la cultura tiene el poder y el abuso de poder de cocinarla mal -y a su favor-; esto está más que evidente.

---

EN LA SOCIEDAD HAY DOS COSAS QUE SE GENERAN:
.
- Lo que engaña (manipula, distorsiona, confunde, enturbia, maquilla, etc.), y se hace a través del elogio gratuito -que excluye la crítica o el análisis crítico-, de la simpatía mediática -que excluye rigor informativo y autocrítica-, del silencio -que tapa verdades-, de la sobreprotección -que discrimina o anula al que puede rebatir-, etc.
.
- Lo que no engaña (porque únicamente se protege de la razón -con los esfuerzos que conlleva-, no de imagen, no de líneas, no de instituciones, no de intereses, no de costumbres, no del qué dirán, no de grupos de poder, no de mediación, no de influencias y no de gustos)
Cuanto más gane lo primero, la base de la realidad -lo que hay- más pierde; la libertad, la justicia, la tolerancia, la dignidad, etc., pierden. El que ya tiene algún poder -económico, político, de posición social, literario, mediático, etc.-, agarra a contrarrazón siempre ese poder y se sirve de él (con sus consecuencias de abusos e irremediablemente de crear mentiras-injusticias) toda la vida.

10 de febrero de 2015