--------------Cuando no se le ayuda a la verdad, la mentira se impone (y sus daños).

lunes, 20 de abril de 2015

El bien es únicamente dignificar antes siempre al que demuestra o aplica las reglas del bien (o las imparciales reglas de la razón) y ya, después, aunque con libre error, a otras reglas o a las reglas de tus conveniencias o a las que te digan o te canten o te impongan por la calle o los mismos mediáticos por los cerros de los Intereses Creados
El bien no es que éste se va a dignificar a un toreísta, ése a un líder -que ya ha asesinado- de su partido político o aquél a su primo o a la tele que más le manipula o, en fin, que más les aprueba  las mentiras que él  fanáticamente aprueba.
El bien es, sin rodeos, el dignificar al que prueba irrebatiblemente razón (bien) para que se siembre y se promueva.
LA CULTURA SIN MÁS ES ENGAÑO: La cultura no está en manos de lo impoluto, sino de lo contrario.  Cultura es y será siempre una IMPOSICIÓN DE LOS INTERESES MÁS SOBREPROTEGIDOS CON PODER; sí, es inevitable contagio de mierda. Un ético jamás debe buscar "cultura", sino lo opuesto o "cultura insobornable o ética". Exacto, debe buscar conocimiento honesto y responsable, y creatividad que también sea muy libre de ser controlada o manipulada por intereses no ético-racionales.
Cultura civil -o ética- es únicamente no poner cadenas a la razón ni tener puestos de control o de premiación a una línea de pensamiento, ni apegos al poder o a lo dominante para impedir cruelmente o maltratar a la libertad y a la igualdad  (en derechos humanos). 
Daño de anticultura es esquivar lo racional-ético, sin reconocer nada ni deber ético alguno -solo tus o sus conveniencias culturales- y, además, haciendo una apología del error para burlar a la voluntad responsable hacia el no error-no engaño o hacia al bien mismo.

1 comentario:

José Repiso dijo...

Ningún hablar es válido -en ética- SI NO DEMUESTRA que viene de la realidad o que respeta a la verdad.

Cualquier decir (en el ámbito público), si no demuestra, manipula o equivoca irresponsablemente o destruye ya sea de un medio "comunicativo" o de poder. Y lo mejor que podrían hacer es no ser más destructivos o ser condenados o decirles a la cara -aunque fuese en un último término con insultos, algo muy ético por ser una misma autodefensa esencial de lo ético- que son destructivos e HdP.

----

Cualquier causa de la justicia se convierte en burla si el precio a pagar es la destrucción de quienes deberían disfrutar de la justicia.

8 de noviembre de 2014