------Tu alma es lo que ayudas, y tu crueldad lo que impides

miércoles, 22 de abril de 2015

Hasta los cuarenta años -y aún también- me dediqué, de día y de noche -pues poco dormía para lo siguiente que digo- en crear bienes sociales (reconocer el esfuerzo racional, barreras a lo establecido a porque sí, romper el hielo en desigualdades sociales, dar pasos valientes en frenar costumbres crueles, el práctico no consentimiento de lo injusto, el no esquivar ética ni demostraciones, aclaraciones por la eliminación de prejuicios, etc) utilizando la totalidad de mis recursos vitales -incluso algunos de comer- mientras que, tales recursos, mis vecinos compraban grandes propiedades en vistas al futuro de sus bolsillos y mientras los escritores españoles los utilizaban en pillar únicamente para ellos por todos sitios con sumarse a sobreproteciones rastreras o con lameculismos incluidos
Así es, mis bienes sociales están ahí, en la sociedad, en los hechos, y todo el mundo inevitablemente los coge -sí, aunque no se quiera se cogen, porque están ya en el uso social y eso no depende de querer-. Por el contrario, pongo en claro que yo no he recibido ni la millonésima parte de nada, o sea, ¡nada jamás de ellos! Y no es solo eso, sino que me han quitado cada segundo vital digno, y los elementos también de ayuda que la misma naturaleza me los daría si no lo impidieran; y no solo eso, sino también los millones de segundos de felicidad que me han impedido, de vida mínima, de derechos humanos -que sí tuvo objetivamente por ejemplo Hitler-.¡Qué fríaldad sin alma  son! ¡Qué infinita crueldad!

2 comentarios:

José Repiso dijo...

Unos se esfuerzan miles de veces más que otros a contraprotección y a contradignidad y no tienen ni un trozo del camino sin zancadillas; mientras que otros totalmente nada y, siendo nada, se atreven a decir -o lo venden los HdP- que es mucho y encima lo tienen todo a favor -o bastante por seguro- y reciben miles de compensaciones por nada, o por ser HdP sin límites para no serlo y sin escrúpulos. * Pues todas las astucias -y los negocios y las mentiras que conllevan- se acaban o son imposibles con límites de vergüenza y de ética. Pero ¿saben lo que es eso?

17 de septiembre de 2011

Uno dice que cada cual elige las prioridades éticas al capricheo o a la conveniencia, sí, o según de donde le venga también el viento. Éste es precisamente el punto fuerte -o el gran truco o el gran sustento- de cualquier dictador que le da por priorizar a la raza, al dinero, a la patria..., y hasta que pasa lo que pasa. A lo loco, desde luego, se puede hacer todo -TODO ES POSIBLE- pero, a lo correcto o a lo sensato, sólo existe... un camino; y gracias a Dios porque, si no, todos cogerían muchan o muchísimas sensateces diferentes ya apropiadas a sus correspondientes errores o locuras. En resumen, lo sensato sólo tiene un camino, la justicia también, la paz también -que es el no empezar guerras-, la salud también y el no ayudar a la hipocresía, a la sinrazón o a lo injusto -lo contrario de lo que haces tú- pues... también. Y luego ve por ahí diciendo que la culpa la tienen "otros", para inventarte un buen papel de "buenote", ¡qué cara dura hay que tener!

17 de noviembre de 2010

---

Desde la noche de los tiempos todos se creen poseedores del respeto, o sea, que se CREEN que respetan así como lo hacen: a contrarrazón-ética.
El respeto solo sale una vez que existen reglas cívicas o racionales, pero ellos lo quieren poseer antes, como los locos del mismo diablo.

15 de noviembre de 2014


¿A qué verdad dejan vivir?
Aplican todo el juego sucio contra la verdad y toda la astucia de silenciarlo todo

(el que silencia siempre destruye las vías de la verdad)

15 de noviembre de 2014


.
Lo malo no es lo que tu cabezón pilleando mediáticamente dice que es malo, sino únicamente lo que la razón dice que es consecuente con la maldad o malo o destructivo o injusto.

15 de noviembre de 2014,

José Repiso dijo...

Unos se esfuerzan miles de veces más que otros a contraprotección y a contradignidad y no tienen ni un trozo del camino sin zancadillas; mientras que otros totalmente nada y, siendo nada, se atreven a decir -o lo venden los HdP- que es mucho y encima lo tienen todo a favor -o bastante por seguro- y reciben miles de compensaciones por nada, o por ser HdP sin límites para no serlo y sin escrúpulos. * Pues todas las astucias -y los negocios y las mentiras que conllevan- se acaban o son imposibles con límites de vergüenza y de ética. Pero ¿saben lo que es eso?

17 de septiembre de 2011

Uno dice que cada cual elige las prioridades éticas al capricheo o a la conveniencia, sí, o según de donde le venga también el viento. Éste es precisamente el punto fuerte -o el gran truco o el gran sustento- de cualquier dictador que le da por priorizar a la raza, al dinero, a la patria..., y hasta que pasa lo que pasa. A lo loco, desde luego, se puede hacer todo -TODO ES POSIBLE- pero, a lo correcto o a lo sensato, sólo existe... un camino; y gracias a Dios porque, si no, todos cogerían muchan o muchísimas sensateces diferentes ya apropiadas a sus correspondientes errores o locuras. En resumen, lo sensato sólo tiene un camino, la justicia también, la paz también -que es el no empezar guerras-, la salud también y el no ayudar a la hipocresía, a la sinrazón o a lo injusto -lo contrario de lo que haces tú- pues... también. Y luego ve por ahí diciendo que la culpa la tienen "otros", para inventarte un buen papel de "buenote", ¡qué cara dura hay que tener!

17 de noviembre de 2010

---

Desde la noche de los tiempos todos se creen poseedores del respeto, o sea, que se CREEN que respetan así como lo hacen: a contrarrazón-ética.
El respeto solo sale una vez que existen reglas cívicas o racionales, pero ellos lo quieren poseer antes, como los locos del mismo diablo.

15 de noviembre de 2014


¿A qué verdad dejan vivir?
Aplican todo el juego sucio contra la verdad y toda la astucia de silenciarlo todo

(el que silencia siempre destruye las vías de la verdad)

15 de noviembre de 2014


.
Lo malo no es lo que tu cabezón pilleando mediáticamente dice que es malo, sino únicamente lo que la razón dice que es consecuente con la maldad o malo o destructivo o injusto.

15 de noviembre de 2014,