------Tu alma es lo que ayudas, y tu crueldad lo que impides

sábado, 8 de agosto de 2015

¿Quién es el educado?, ¿el que mira a los derechos humanos o el que mira hacia otra parte? La gente ayuda al que se llama Vicente (como resultado de un placebo mediático-social), ayuda al mal que está siempre sobreprotegido porque evita cualquier enfrentamiento con algún poder o con el mismo mal y, así, el ganar o el éxito está seguro. ¿Quién es el educado?, ¿el que se arrodilla -vendiendo sus valores- para ganar premios o el que no se arrodilla aunque le quiten su pan y sus recursos?

¿Qué es ser educado?, ¿el valorar más a una vaca que a muchos niños muriéndose de hambre?

2 comentarios:

José Repiso dijo...

Hay quienes tienen construida la psicología con un noventa por ciento de tópicos y de falsedades; pero ocurre que son los que están, tras el escudo de su miserable grupo de poder, instruyendo en medios de comunicación, en foros, etc. Es decir, rige la mierda dando clases de... excelencia. Y miles de tontainas, ingenuos o simplemente engañados inconscientemente los protegen -al modo irracional de que las ovejas protegieran al lobo-.

Es en claro demostrable que el 90 por ciento de las informaciones que aceptas son totalmente falsas; es decir, te estás haciendo -como persona- a falsedad, a consentimiento tuyo miserable.
---


No es lo mismo, claro, ellos -los cuales nunca han protegido la razón ni nada ético- que yo -que todos los recursos, hechos y segundos de mi vida los he dedicado a solo proteger razón y ética-. Lo primero es infinito egoísmo, falsedad rentable y crueldad; lo segundo es únicamente infinito sacrificio de bien en hechos.

Los ultranazis españoles olvidan -les conviene sienpre ratamente- que la infinita crueldad es consentir eso, y destruir todos los derechos de lo segundo.

21 de febrero de 2014

---

Si al bien (esfuerzo racional, demostraciones, aclaraciones, eliminación de prejuicios, etc) le pones muchas excusas pero al mal no le pones casi ninguna en tu día a día, es que eres demasiado HdP tú también y tú ayudas a destruir y a matarlo todo (derechos, justicias, luz y bien a larga plazo) digas lo que digas, a tu conveniencia, a tu máscara o lo pillo


MÁS CLARO:

Si tú NO HACES NADA por rescatar al bien o a la dignidad del bien (ahí, siguiendo con tus mediáticos del todo vale y con tus asuntos basura: esquivadores de luz y responsabilidades), ¿qué aportas a este mundo?, ¿qué haces aquí?, ¿qué leches haces aquí por lo que no destruye, ¡maldito miserable!

3 de octubre de 2014



En cuanto tú esquives a algo racional ya estás haciendo una apología del error; pero, sobre todo, en cuanto tú esquives a alguien con su/una razón no rebatida ya estás haciendo una apología del error.

Está más que claro, si tú esquivas a Galileo, ya aunque te den cien premios, aunque tengas cien licenciaturas, aunque lideres cien grupos culturales... ya estás haciendo una APOLOGÍA DEL ERROR, y te invalida todo lo que eres en conocimientos.

13 de noviembre de 2014



Si un gobierno te impone mierda e impone a tus hijos mierda..., si no le escupes o no le descalificas (o no le quitas calificación buena o de complicidad) constantemente, tú eres un sinvergüenza, un inhumano o una ¡mierda!

----

LA CULTURA DEL MAL
objetivamente es justificar con poder cualquier maltrato (dolor evitable) a persona o animal

13 de noviembre de 2014

José Repiso dijo...

Si tú te beneficias de una injusticia, significa que tú estás AYUDANDO a esa injusticia.
Y de ayudar a una injusticia siempre hay beneficios: en facilidades, en adquisición de recursos, en apoyos, en desaparición de obstáculos y de detractores, etc.
Así es, la sociedad es un conjunto de beneficios que se consiguen o no, o que hay más facilidad o no por conseguirlos en función de consentimientos -sin renuncias imprescindibles desde unos principios éticos- o de "colaboracionismos" que van desde la pasividad, la indiferencia o el "dejar pasar" una cosa u otra que es reprochable éticamente; pero beneficia el hacerlo, y... se hace.
Ahora bien, el que no lo hace, sin duda se queda sin esos beneficios -al margen de los beneficios de conciencia que sí los tiene, y probados-; por lo que deberá luchar desproporcionadamente mucho más para sobrevivir.
También, se debe considerar que unos se pasan toda la vida beneficiando a una parte conveniente de la sociedad -para que funcione esa parte en desequilibrio- y no beneficiando al todo de la sociedad -para que funcione toda la sociedad, en donde sí está la verdadera "construcción"-. Cierto, si de verdad se defiende la "naturaleza", gravísima insensatez sería el sobreproteger a... cualquier parte.
La coherencia de todos mis escritos DEMUESTRAN -ahí están- que no me alineo obsesiva y erróneamente a proteger una parte, sino a atender al "vehículo entero de la sociedad" y, en claro, no colaborando o "dejando pasar" ninguna parte -reprobable en ética- que los demás hacen, por recibir beneficios "convenientes".
Por último, para que funcione cualquier injusticia ha de tener imprescindiblemente un colaboracionismo -si no, no existirá- y, en eso, una mayoría van haciendo la "vista gorda", frivolizan, van haciendo una bola de nieve de irresponsabilidades, desprecian la racionalidad -que es la única base para que funcione todo el mecanismo social-, van alimentando un sutil cinismo, sí, una fría condescendencia a lo vano, un perverso "buenismo".
2 de febrero de 2013


---

¿Con qué es compatible la razón?

Siendo razón con todo;
no siendo razón con nada.

Sí, es compatible con toda la realidad natural, con todo lo que existe puesto que la razón no busca un paraíso artificial, antirreal o de diseño.


Por lo tanto, es válida la violencia siempre que sea racional (y no gratuita) con la consideración objetiva de que la vida ya es violenta, el mundo o la naturaleza ya es y además siempre será violenta: depredación, competencia de especies y dentro de una especie, defensa propia, etc.

Es válido el odio siempre que sea racional (odio al mal, odio a quien destruye, a quien asesina, etc).

Es válido el temor si lo que se teme es el verdadero peligro, etc.

Es válida la no convivencia siempre que tal sea racional, puesto que la cebra nunca en determinación natural convivirá con el león, ni el maltratador con su maltratada, ni el pedófilo con niños, etc

29 de junio de 2015