--------------Cuando no se le ayuda a la verdad, la mentira se impone (y sus daños).

martes, 25 de agosto de 2015

Mientras exista la realidad, existirá la verdad. Si la realidad no necesita que la busques, la verdad tampoco. Pero, la realidad, sí se puede negar en desequilibrio; y lo único que nunca la niega es la verdad. Así es, tu máximo conocimiento de lo real es confirmado por... tu mínimo negar lo real.
El único peligro consiste en dejarte llevar por tal desequilibrio, por los negadores y por los cegadores -interesados o manipuladores o corruptos o fanáticos-. Sí, el Sol puedes dejarlo ver o taparlo por tus oscuros motivos.

1 comentario:

José Repiso dijo...

En España se cometen miles de injusticias en poco espacio de tiempo por los mismos escritores españoles, pero ellos no las ven.
Es como si tuvieran un cerebro predeterminado o bloqueado o fijo o empedrado con necedad total para hacer solo circos mediáticos y de poder a lamidas de culo, obligado solo a ver únicamente la mierda, a ver su propia defecación literaria en estupidez megalómana nada más.

1 de enero de 2014

---


Una persona en cuanto es cruel, lo primero que hace es esquivar a la verdad, esquivar y desproteger a quien cumple con todas las reglas racionales, esquivar y desproteger a quien aclara y desconfunde de muchas sinrazones que hay, esquivar y desproteger a quien demuestra verdad, esquivar y desproteger a quien demuestra mentiras, esquivar al que le demuestra las injusticias que hace.

En definitiva, extermina a todo lo que le huela a verdad.

27 de enero de 2014, 12:34 Eliminar
Blogger José Repiso dijo...
Irracionalmente el que tiene un poder (literario, político, económico, social, mediático, militar, etc.) tiene miles de recursos para venderse como bueno -con la aprobación consciente, ingenuidad o consentimiento de la mayoría-; y el que demuestra razón y esfuerzos verdaderos no tiene apenas recursos -y gastándose los mínimos-, ayudas ni nada para seguir defendiendo la verdad. ¡Cuánto sufre éste! ¡Vaya barbarismo o terrorismo!

--------

Se creen napoleones de sabidurías pero aplicando al mismo tiempo todas las reglas de la mentira y ninguna regla de racionalidad o de ética; solo se creen napoleones de saber algo escribiendo culebrones desequilibrados, antirreales y aborregados totalmente de la estupidez que hace retrasar a la sociedad.

27 de enero de 2014