------Tu alma es lo que ayudas, y tu crueldad lo que impides

sábado, 12 de septiembre de 2015

Si tú estás haciendo mucho bien, pero al mismo tiempo que consientes, proteges y premias a muchas sinrazones, en pura realidad -quitando máscaras- es que no estás haciendo ningún bien en el fondo, sino únicamente haces un engaño  pero utilizando al mismo bien (sin escrúpulos)
Y el que hace el mal, ocurre que siempre adula para evadirse de la crítica del adulado  (es venderse).
Si algo no lo racionalizas, mejor es que no lo digas (pero si eres españolaco lo vas a decir sin remedio a cabezazo nazi siempre) porque confunde y destruye (la sinrazón es indefendible por la razón)
"No importa cuantas palabras sagradas hayas leído, no importa cuantas has dicho. No sirven de nada si no actúas de acuerdo a ellas". Buda. http://luchartieneunsentido.blogspot.com.es/

3 comentarios:

José Repiso dijo...

Todo lo que se manufactura para unos intereses particulares, para unos beneficios que en dirigismo interesan, es -en definitiva- manipulación, es no más que MENTIRA; ahí, de todo -hasta de lo anecdótico o natural- se hace un gran problema, un problema que perjudica -para que ganen- a los que no están "con ellos".
Y también se mueven en el modo intolerante de "Si no haces lo que yo digo, entonces, eres un colaborador del terrorismo, del antipatriotismo, etc".
Ya darle cabida a una sola sinrazón -hecho del cual no se responsabilizan- es el real inicio de la sinrazón -razón utilizada o burlada o corrompida-, de que ya nada es válido, sino corrupto.
Así, algunos medios de comunicación contienen una mentira total, no algo, sino total; en todo, y hasta en donde los corruptos precisamente son los que hablan de la honradez, los insensatos de la sensatez, los fanáticos de la moderación y los astutos de la honestidad (esa manera fácil de engañar a todos y, de paso, también a ellos mismos).
Y un día y otro imponen la total mentira en disimulo -en mierda acicalada- o como si nada -de impunidad- porque, a la verdad, no les dejan medios (la censuran, la destinan a la exclusión, a campos de concentración de ninguneo o de desprecio, a la lejanía o a la invisibilidad donde no se pueden pedir derechos, que son sólo para ellos) ni camino ni dignidad, para manifestarse, para "ser", para rectificar todo el horror ayudado por muchos y aceptado.

25 de marzo de 2010

---

¿Con qué es compatible la razón?

Siendo razón con todo;
no siendo razón con nada.

Sí, es compatible con toda la realidad natural, con todo lo que existe puesto que la razón no busca un paraíso artificial, antirreal o de diseño.


Por lo tanto, es válida la violencia siempre que sea racional (y no gratuita) con la consideración objetiva de que la vida ya es violenta, el mundo o la naturaleza ya es y además siempre será violenta: depredación, competencia de especies y dentro de una especie, defensa propia, etc.

Es válido el odio siempre que sea racional (odio al mal, odio a quien destruye, a quien asesina, etc).

Es válido el temor si lo que se teme es el verdadero peligro, etc.

Es válida la no convivencia siempre que tal sea racional, puesto que la cebra nunca en determinación natural convivirá con el león, ni el maltratador con su maltratada, ni el pedófilo con niños, etc

29 de junio de 2015

José Repiso dijo...

No se entera el mendrugo destructor español!,

La sinrazón no es lo que tú crees que es sinrazón, sino lo que te demuestran que es sinrazón, sino lo que te demuestran a tu puta cara las miles de sinrazones que estás apoyando a nazismo o monstruosidad cada instante de todos los días que tú vives (inventes luego buenismos a tu conveniencia o a pillo satanismo o no)

26 de junio de 2015



Si tú te beneficias de una injusticia, significa que tú estás AYUDANDO a esa injusticia.
Y de ayudar a una injusticia siempre hay beneficios: en facilidades, en adquisición de recursos, en apoyos, en desaparición de obstáculos y de detractores, etc.
Así es, la sociedad es un conjunto de beneficios que se consiguen o no, o que hay más facilidad o no por conseguirlos en función de consentimientos -sin renuncias imprescindibles desde unos principios éticos- o de "colaboracionismos" que van desde la pasividad, la indiferencia o el "dejar pasar" una cosa u otra que es reprochable éticamente; pero beneficia el hacerlo, y... se hace.
Ahora bien, el que no lo hace, sin duda se queda sin esos beneficios -al margen de los beneficios de conciencia que sí los tiene, y probados-; por lo que deberá luchar desproporcionadamente mucho más para sobrevivir.
También, se debe considerar que unos se pasan toda la vida beneficiando a una parte conveniente de la sociedad -para que funcione esa parte en desequilibrio- y no beneficiando al todo de la sociedad -para que funcione toda la sociedad, en donde sí está la verdadera "construcción"-. Cierto, si de verdad se defiende la "naturaleza", gravísima insensatez sería el sobreproteger a... cualquier parte.
La coherencia de todos mis escritos DEMUESTRAN -ahí están- que no me alineo obsesiva y erróneamente a proteger una parte, sino a atender al "vehículo entero de la sociedad" y, en claro, no colaborando o "dejando pasar" ninguna parte -reprobable en ética- que los demás hacen, por recibir beneficios "convenientes".
Por último, para que funcione cualquier injusticia ha de tener imprescindiblemente un colaboracionismo -si no, no existirá- y, en eso, una mayoría van haciendo la "vista gorda", frivolizan, van haciendo una bola de nieve de irresponsabilidades, desprecian la racionalidad -que es la única base para que funcione todo el mecanismo social-, van alimentando un sutil cinismo, sí, una fría condescendencia a lo vano, un perverso "buenismo".
2 de febrero de 2013

José Repiso dijo...

La persona menos ayudada de España, ésa, ya ha recibido miles de veces más ayuda que yo. De una manera jurada por mí una y otra vez.

En cualquier contexto únicamente se sobrevive por una tolerancia del mismo contexto. Una planta, por ejemplo, tiene ayudas climatológicas para sobrevivir, es ayudada por la textura y por los nutrientes del suelo, y por la proximidad de agua... Ése es el "dejar vivir" que se permite siempre, a no ser que sean monstruos sin alma.

30 de julio de 2012


TÚ VES CRUEL LO QUE TE CONVIENE.

Cuando contaminas, eso tiene consecuencias crueles ambientales, incluso causas enfermedades a los demás por esa contaminación.
Pues así están de "invisibles" las crueldades, tú ves cruel lo que conviene; y al otro le conviene otra cosa y al otro otra cosa.

Y todo únicamente porque no se valora al que demuestra, al que desconfunde, al que aclara y distingue, al que profundiza, al que detalla qué es cada valor y los hace todos coherentes.
La única causa es esa. Alguien puede demostrarte algo; pero, si tú no lo valoras, ayudas sin duda a que gane la sinrazón -y toda injusticia es una sinrazón-.

Y te digo más: Cualquier permanencia de la crueldad nace de los que siembran la sinrazón.

Sí, de esos que ayudas todos, absolutamente todos los días mientras ninguneas evidentemente a los que demuestran.

------------

Si en un lugar el bien no se valora; pues, entonces, el bien no sirve.
Si la razón no se valora; pues, entonces, la razón no sirve.
Si la honestidad no se valora; pues, entonces, la honestidad no sirve.
Si la sensibilidad no se valora; pues, entonces, la sensibilidad no sirve.
Si el esfuerzo limpio no se valora; pues, entonces, el esfuerzo limpio no sirve.

¿Comprendes cómo sirve todo?
Por tu responsabilidad -o deber ético- de valorar bien.

Por el contrario, si ya vas corriendo a ayudar a lo mismo, por consecuencia lógica muchas de las injusticias que hay en el mundo -y a las que hipócritamente criticas- están causadas también por ti.

20 de julio de 2012