------Tu alma es lo que ayudas, y tu crueldad lo que impides

jueves, 24 de septiembre de 2015

Si eres fanático racionalmente eres esclavo de las mentiras; y también si te crees lo que te dice el poder -siempre a porque sí, por tu obediencia ciega o sin hechos-si fuerzas una postura solo con alguna sinrazón, si atiendes a lo mediático por tu ego del entretenerte o si desproteges a los que luchan racionalmente
Entonces, siendo esclavo de las mentiras, nunca realmente ayudas a nada (sí, te lo crees pero vas creando nuevos problemas con las mentiras) y nunca realmente solucionas el fondo de nada, lo dejas peor
Pero ¿qué protege por seguro al bien? Pues:
 la protección siempre al que demuestra y racionaliza,
 la no indiferencia a los hechos y al aplicar la responsable y estricta razón sobre los hechos,
 la no sobreprotección de una conveniencia o interés parcial,
 la no alineación sin condiciones o sin exigencias autocríticas
 la no aprobación jamás de alguna sinrazón

1 comentario:

José Repiso dijo...

Unos se esfuerzan miles de veces más que otros a contraprotección y a contradignidad y no tienen ni un trozo del camino sin zancadillas; mientras que otros se esfuerzan por la razón-ética totalmente nada en absoluta objetividad y, siendo nada, se atreven a decir -o lo venden los HdP- que es mucho a falsedad demostrable y encima lo tienen todo a favor -o bastante por seguro- y reciben miles de compensaciones por nada, o por ser HdP sin límites para no serlo y sin escrúpulos.

* Pues todas las astucias -y los negocios y las mentiras que conllevan- se acaban o son imposibles con límites de vergüenza y de ética. Pero ¿saben lo que es eso?

17 de septiembre de 2011




La verdad inevitablemente siempre choca contra cualquier interés de poder o contra cualquier prejuicio social generalmente establecido. Si has tenido muchas comodidades y muchos beneficios en tu vida, pues poco te has mojado por encararte verdaderamente a tantas mentiras que provocan las injusticias.


11 de enero de 2014