------Tu alma es lo que ayudas, y tu crueldad lo que impides

viernes, 18 de septiembre de 2015

No existe bien sin verdad y no existe luz sin claridad. Por eso, algunos, demostrando que no quieren el bien, no quieren la verdad  rápidamente yéndose a cualquier frivolidad, al negacionismo dictador -pues negar es más fácil que reconocer o aplicar ética- y al desprecio o al nunca valorar al que aclara o demuestra. Alineados a intereses, le exterminan y le exterminarán siempre la dignidad.
La verdad no tiene intereses; es verdad incluso sin intereses.

2 comentarios:

José Repiso dijo...

Irracionalmente el que tiene un poder (literario, político, económico, social, mediático, militar, etc.) tiene miles de recursos para venderse como bueno -con la aprobación consciente, ingenuidad o consentimiento de la mayoría-; y el que demuestra razón y esfuerzos verdaderos no tiene apenas recursos -y gastándose los mínimos-, ayudas ni nada para seguir defendiendo la verdad. ¡Cuánto sufre éste!

¡Vaya barbarismo o terrorismo!

15 de enero de 2014

José Repiso dijo...

ELLOS, A CIENTOS DE BENEFICIOS SUCIOS -¡qué fácil lo tienen!; yo a ninguno como paria o judío exterminándose: Se benefician del silencio -nunca lo he hecho yo-; se benefician del poder mediático -nunca yo-; se benefician de la tendencia desalmada que imponen -nunca he impuesto yo nada-; se benefician de toda mentira -nunca lo he hecho yo-; se benefician de los recursos públicos, se benefician de la protección del siempre halago y peloteo, se benefician del mercadeo y de las órdenes editoriales, se benefician de todas las injusticias que encubren... HASTA ARISTOCRATIZAR solo su dignidad, como desalmados...

----
De mis millones de esfuerzos, por ejemplo, jamás han protegido alguno -son fusilables o ¡zas! exterminables-; pero, si ellos solo han tenido un esfuerzo es sobreprotegido hasta en su primer átomo y hasta por los dictadores. Sí, por cada esfuerzo que ellos tienen yo tengo irrebatiblemente millones; pero ellos se llevan o roban más fruto, así es este claro nazismo practicado por ellos. ¡Jamás les ha importando un pimiento ni ética ni corazón ni nada!
------------

Los que son verdaderamente INTOLERANTES son esos que nunca dan una oportunidad a lo racional ni a la luz ni a la nada.

3 de enero de 2014