--------------Cuando no se le ayuda a la verdad, la mentira se impone (y sus daños).

viernes, 17 de octubre de 2014

La indignación es una reacción de la conciencia, un resultado consciente que es proporcional a la responsabilidad o al deber ético aplicados sobre una realidad (que no es esquivada,ni reducida ni negada)
El nivel de indignación evidencia o indica la comprensión o razón que tenemos (por no ser indiferentes, irresponsables o cínicos incluso con nosotros mismos) sobre una realidad que comunicamos.

5 comentarios:

José Repiso dijo...

La indignación, como todo, se puede falsear o, con astucia, pasarse algo por indignación cuando no lo es.

La indignación demuestra que lo es cuando SU JUSTIFICACIÓN (su naturaleza, su motivo, su procedimiento) está fundado en razón o es plenamente racional.

José Repiso dijo...

Por ejemplo: "Yo me indigno por el hambre en el mundo", Esta indignación ha de demostrar tal realidad, o sea, ha de ser plenamente racional.

José Repiso dijo...

Me encuentro en la situación de que todo lo que creía poder realizarlo, decirlo o estar ya superado hace veinticinco años aún está ahí sin estar realizado. Es decir, debería estar con otros cientos de asuntos en mi realización personal; y ¡nada!, ¡todo perdido por tanta INTOLERANCIA!, me tengo que aguantar con no haberme realizado en lo que mínimamente deseaba personalmente.

25 de febrero de 2013, 15:50
José Repiso


Claro, ellos no necesitan latir de corazón, porque ¿para qué?, si es que no tienen ni corazón

José Repiso dijo...

Todos van corriendo a ayudar a los sinvergüenzas y pillos del facilismo; ¿fueron todos a ayudar a Galileo o a Hernández? Pues ¡no rotundo! ¿Fueron todos a ayudar a Jesucristo? Pues ¡no rotundo!
----
En la sociedad, se construye y se destruye; en la vida, se construye y se destruye; y porque sigan los valores éticos, se construye y se destruye. Pues la prueba infalible de que se construye es que se APORTA racionalidad y soluciones, ejemplaridad y desobediencia -denuncia- a las injusticias. Sí, Jesucristo, Gandhi, etc. lo hacían, pero ¿con amabilidad los ayudariáis? No casi seguro, ya que es muy incómodo salirse del "silencio cómplice de los corderos" y el bien sin influencias -sin poder- a lo miserable no se reconoce. Existe un "odio subconsciente" de no ayudar a lo que no es poder (gusta arrimarse a los grandes aunque sean corruptos, a los imponentes con violencia de injusticia -la peor-, a los influyentes, a los demagogos porque son reflejo de los que los escuchan, a los guaperas, en
José Repiso
el 12/08/14

------

¿Qué es una injusticia para un intelectual español?, pues no tiene ni P. idea. Es lo que le conviene o lo que le metieron en el coco los reyes Magos. Pero una injusticia, objetivamente, es que a unos mismos esfuerzos correspondan diferentes compensaciones, que a dos personas cualesquiera se les defiendan sus derechos humanos de una manera desigual, que el esfuerzo raciona-ético esté menos protegido que cualquier mediación o exposición de privilegios. 18 de diciembre de 2012

José Repiso dijo...

Detrás de mis trabajos, irrebatible e inevitablemente, hay miles de esfuerzos generados únicamente -en desprotección- por mí. Como si a una persona que estuviera toda la vida trabajando y le dieran un tiro en la nuca como compensación; así.
28 de diciembre de 2012

-------
La mediación, la intelectualidad nazi, la putrefacción y la política española solo funcionan por: LA SORDERA DE CONVENIENCIA O DE EXTERMINACIÓN. La cual consiste en escuchar todas las mentiras que existen -sembrarlas y solo alimentarlas sin fin- y lo demás... pues a exterminarlo, ya que no conviene a los nazis escritores españoles, no da negocio de mentira o de imposición o de putrefacción de la intolerancia que demuestran.
- Nunca una persona que he admirado por su coherencia les han dado nada, jamás han apoyado a una de esas personas, jamás he visto humanidad entre tanta bajeza de alma que totalmente demuestran.
29 de diciembre de 2012