--------------Cuando no se le ayuda a la verdad, la mentira se impone (y sus daños).

miércoles, 8 de octubre de 2014

En cualquier parte del mundo hay un objetivo acceso a la verdad -alguno-;  pero, en España, ¡es imposible! y ni siquiera sus "intelectuales" lo permiten o lo dejan vivir.
Sí, peor que todo el mal junto es eso, tal destruir sistemático a sin cerebro y sin alma. ¡Qué asco!, es intolerancia al bien mismo.
Objetivamente, ¡qué poca diferencia existe entre cualquier terrorista desalmado y los seudo "intelectuales" españoles!

2 comentarios:

José Repiso dijo...

En cuanto al ÉBOLA, el mundo ha procedido lo más responsablemente posible. De tener pacientes en varios países jamás se lo han llevado al centro de la capital a fotografiarlo por todos los medios (lo suyo para estos peligros es un hospital de campaña o un lugar lo más aislado y controlable posible).
Sí, el mundo no ha fallado, sino quienes han fallado solo son los imbéciles e irresponsables de los españoles que, sin experiencias de éxito en pandemias, traen a un solo enfermo de Ébola y ponen en riesgo a toda Europa.

José Repiso dijo...

La seguridad de un país no puede están en manos de lo que diga la enfermera, sino tiene que haber un procedimiento de medidas insalvables que -diga lo que diga la enfermera o lo que quiera decir la mujer de la basura- GARANTICE la seguridad de los demás.