------Tu alma es lo que ayudas, y tu crueldad lo que impides

lunes, 20 de octubre de 2014

La función de la ética es APROBAR y DESAPROBAR acciones de los seres humanos, es decir, autorizar o no autorizar esas acciones porque sean protegidos (en responsabilidad ineludible por ti) unos valores-principios éticos y así prevalezcan. Y el RESPETO es una consideración a quien eso exactamente realiza, con su mínima negligencia, infravaloración o indiferencia.
Respeto no es que tú (éticamente) autorices todo y des café para todos (por aprovecharte de un recibir favores a eso o por una rentabilidad egoísta), sino que siempre desautorices (y desprotejas por ello) a quien incumple algún valor ético.

4 comentarios:

José Repiso dijo...

Cuando tú respetas, siempre, absolutamente siempre, estás autorizando algo (con tu autoridad o amparo ético, si lo tienes), pues ¡eso es lo que demuestra tu responsabilidad ética o tu sensatez o tu conciencia!, que autorices solo lo limpio o lo que no utiliza reglas de astucia o de conveniencia o privadas para incumplir algún principio ético (y estos son algunos de los principios éticos: no justificar sufrimientos impuestos por una voluntad, tolerar razas, no respetar al mal, no tapar a la verdad, no proteger a la mentira, etc).

José Repiso dijo...

Una no resistencia a la sinrazón tiene todas las consecuencias de un aprendizaje -esclavo, involucionista y estúpido- basado en engaños. Entonces, montan y dictan cosas que no tienen nada que ver con lo ético y con la razón, en miseria humana.

Establecen o dejan lo establecido con sinrazones continuas e injusticias.

José Repiso dijo...

Si queréis vosotros mismos comprobarlo, en Facebook hay citas en todos los sentidos (porque de todo hay en la viña del Señor); sí, de todo hay adeptos por lo que aún (destructivamente) persiste un "todo vale". Cada uno busca ADAPTAR LA REALIDAD A SUS MENSAJES, en vez de sus bocazas de mensajes adaptarlos "a lo que hay" de la realidad.
Es decir, son esos seres humanos los que tienen que adaptarse al medio, viendo ya sus problemas y encontrándole soluciones; pero, !son solo así!, en donde hay mar quieren encontrar cerdos y, en donde hay tierra, quieren encontrar peces, ¡a lo cabrón

José Repiso dijo...

Todos van corriendo a ayudar a los sinvergüenzas y pillos del facilismo; ¿fueron todos a ayudar a Galileo o a Hernández? Pues ¡no rotundo! ¿Fueron todos a ayudar a Jesucristo? Pues ¡no rotundo!
----
En la sociedad, se construye y se destruye; en la vida, se construye y se destruye; y porque sigan los valores éticos, se construye y se destruye. Pues la prueba infalible de que se construye es que se APORTA racionalidad y soluciones, ejemplaridad y desobediencia -denuncia- a las injusticias. Sí, Jesucristo, Gandhi, etc. lo hacían, pero ¿con amabilidad los ayudariáis? No casi seguro, ya que es muy incómodo salirse del "silencio cómplice de los corderos" y el bien sin influencias -sin poder- a lo miserable no se reconoce. Existe un "odio subconsciente" de no ayudar a lo que no es poder (gusta arrimarse a los grandes aunque sean corruptos, a los imponentes con violencia de injusticia -la peor-, a los influyentes, a los demagogos porque son reflejo de los que los escuchan, a los guaperas, en
José Repiso
el 12/08/14

------

¿Qué es una injusticia para un intelectual español?, pues no tiene ni P. idea. Es lo que le conviene o lo que le metieron en el coco los reyes Magos. Pero una injusticia, objetivamente, es que a unos mismos esfuerzos correspondan diferentes compensaciones, que a dos personas cualesquiera se les defiendan sus derechos humanos de una manera desigual, que el esfuerzo raciona-ético esté menos protegido que cualquier mediación o exposición de privilegios. 18 de diciembre de 2012