--------------Cuando no se le ayuda a la verdad, la mentira se impone (y sus daños).

martes, 28 de octubre de 2014

Absolutamente jamás la sociedad ha demostrado razón o ha aportado razón. Siendo esto así, está más que evidente que ALGUIEN  (y lejos de lo establecido, de la condescendencia al error, de lo que inmoviliza o de la tradición, de la corporatividad cerrada a la contraargumentación, de la sobreprotección, etc.)  lo hace a miles de verdaderos esfuerzos. Pues bien, en claridad, para no ser un monstruo, el único camino es ayudar a ese "alguien" lo antes posible, de día y de noche, ¡siempre!

Pero lo peor, paradójicamente, es que en el país del sadismo, del demostrar un sin alma ¡no lo han ayudado ni la millonésima parte de un segundo!

2 comentarios:

José Repiso dijo...

La verdad es lo único que te demuestra que existen errores (porque no los tengas o los evites, y también porque no los tenga la humanidad o los evite).

18 de julio de 2014


Si no sabes el camino, no dirijas a nadie hacia ningún sitio, ahórcate mejor -o por el bien mismo porque no hagas sufrir más- .

--

Si a un cerdo no le dices que huele mal, siempre se creerá que huele bien.


--

La oscuridad nace en donde no hay luz

21 de julio de 2014

José Repiso dijo...

LA CULTURA SIN MÁS ES ENGAÑO



La cultura no está en manos de lo impoluto, sino de lo contrario. Cultura es y será siempre una IMPOSICIÓN DE LOS INTERESES MÁS SOBREPROTEGIDOS CON PODER, sí, es inevitable contagio de mierda. Un ético jamás debe buscar "cultura", sino lo opuesto o "cultura insobornable o ética".
Exacto, debe buscar conocimiento honesto y responsable, y creatividad que también sea libre de ser controlada o manipulada por intereses no ético-racionales.