------Tu alma es lo que ayudas, y tu crueldad lo que impides

viernes, 13 de marzo de 2015

Tú podrás decir que luchas (al igual que muchos, ¿quién no lucha con más o menos comodidad?), pero tu lucha está ineludiblemente DIRIGIDA  o influida por lo que impera (sin resistencia tuya con la razón). Es decir, tu lucha conlleva una protección  (un bajarse de pantalones) de lo establecido. Si sigue la sinrazón, no aporta nada (o razón o luz)
Pero, el que se ha opuesto a la sinrazón toda su vida, no tiene una lucha por los grandes beneficios de lo establecido (pues posee todos los recursos), sino atiende a las propias e insobornablesexigencias éticas, que a crueldad se ningunean por poderes y por tu bajeza también. Así que tú pisoteas siempre: consciente o inconsciente porque, entre otras causas, los intereses predominantes te han enseñado a pisotear.
Cualquier injusticia a una sola persona -sin que nadie haga nada-es comparable a la amenaza que representa a todas.
¿Cuántos dedos has movido por lo contrario?

3 comentarios:

José Repiso dijo...

Dar razón tras seguir algunas sinrazones jamás es razón.

Dar bien tras seguir algunos males jamás es bien.

Así es.

José Repiso dijo...

Se trata de salvar la ética.

Y la ética no se salva contra la injusticia a diez o a los que conviene, sino únicamente se salva contra la injusticia que va haciéndose y reafirmándose, contra injusticia en sí, aunque se haga a una sola persona.

19 de enero de 2015,

---

Cada vez que muevo un dedo -y muchas porque nunca he sido impasible-, eso no ha contado nunca con:
- marketing,
- apoyos anímicos,
- influencias,
- amiguismos,
- abrigos de grupo o institución,
- abrigos de costumbres o de lo establecido,
- facilidades económicas,
- favores de peloteos,
- tributos por ir a la moda,
- favores o comodidades por consentir una injusticia,
- comodidades por callar una injusticia,
- rentabilidades por seguir el "porque sí"
- rentabilidades patrióticas o religiosas o de fanatismo
- comodidades del contar con poderes,
- facilidades por jugar sucio racional o éticamente,
- tranquilidades por ignorar a las injusticias,
- facilidades por trabajar para la misma tendencia artística,
- compensaciones por ayudar a una manipulación mediática,
etc.,

sino ÚNICAMENTE ha contado con ayuda de mi corazón.


---

Cuánta indiferencia y, por haber indiferencia, inconsciencia!
¡Cuánto silencio y, por haber silencio, confusión, pasividad y consentimiento!
¡Cuánto no reconocer nada y, por eso, indignidad o "dignidad" irracional o antiética!
¡Cuánta vanidad de vanidades de escritores solo pensando en sus culebrones vendibles y nunca en algo a contratécnica digno!
¡Cuánta miseria de todos -sin limpia honestidad- de no decir sí o decir no cuando algo es o no es!
¡Cuánta miseria!
¡Cuánta gran miseria de los mismos que crean la miseria!

---
.
El problema no es Siria ni el que hace vídeos degollando ni !ninguno!,
sino el IMPEDIR evitar las cosas por quienes sí tenían capacidades e integridad ética para hacerlo.

Si impides a Jesucristo hacer el cristianismo ¿cómo va a haber cristianismo?, HdP.
Pues bien, en España se ha impedido TODO y a mí se me ha impedido ¡TODO!
------------

Lo que se ve y ocurre ÚNICAMENTE ES CONSECUENCIA O PRODUCTO de lo que se consintió y de lo que se impidió porque tú -y únicamente tú- siempre defiendes a lo mismo y, así, ¡lo impides todo!, HdP.

---

Si impides al que demuestra la verdad todas sus posibilidades, ¿cómo va a haber verdad?, mierda desnortada.

Si impides a Gandhi que realice sus principios éticos, ¿cómo va a existir el movimiento de Gandhi que ha impedido miles y miles de injusticias?

Si impides una televisión con valores para los niños, ¿cómo va a haber una educación educativa?, ¿apariciendo sin más de la nada?, cabrón.

4 de agosto de 2012

José Repiso dijo...


ESTUPIDEZ es seguir porque siguen; y decir porque dicen, e ir de sensiblero porque van de sensibleros, y matar toros o perros porque matan perros, o sea...... establecerse en lo establecido, en la inmovilidad, en lo que te ordene lo mediático, en la línea literaria dictada, en ¡LO MISMO! una vez y otra, otra vez y otra !sin avanzar a todo lo demás que se mueve!.