------Tu alma es lo que ayudas, y tu crueldad lo que impides

jueves, 12 de marzo de 2015

El bien no es hacer algunas veces el biensino no dar cabida ni consentimiento a ningún mal.
Los malos también hacen un bien u otro (algunos nazis eran ecologistas o violadores que cuidaban a sus madres muy bien); pero si te dejas embaucar por el que hace el bien entre males ¡eres tonto total! Hacer el bien significa hacer únicamente el bien, no añadirle o acompañarle unos u otros males en camuflaje para sacarles rentabilidad.

2 comentarios:

José Repiso dijo...

Todos los que hacen grandes males van corriendo a apuntarse a algún bien MUY PUBLICITADO: una recolecta para los niñitos de África, para los que padecen una enfermedad, etc.

O sea, matan por de noche y ya a la luz del día se visten de rositas;

entremezclan la mierda con la comida y ya se creen que se pierde el gusto a mierda cuando la comen.

Entremezclan lo inmaculado con lo corrupto y ya se creen que lo corrupto "blanqueándolo" desaparece por arte de magia

José Repiso dijo...

Todo lo que con poder se instala sobre la sinrazón consigue -a incontables recursos del juego sucio irracional- las perfectas apariencias de la bondad, del "todo va bien" a mentiras elegantes o del glamour, de la pillería justa y de honorabilidad podrida -o corrupta- desde la apariencia-cáscara hasta el fondo.

¿Cuándo esto no se ha cumplido a lo largo de la historia? Pues ¡nunca! Solo una base cruel o irracional es forzada a seguir por... reglas de porque sí "bonito", de poder o de imposición alimentadas y sostenidas de perfectos montajes por conservar ventajas y privilegios.