--------------Cuando no se le ayuda a la verdad, la mentira se impone (y sus daños).

domingo, 29 de marzo de 2015

La verdad absolutamente siempre ha insultado, porque rompe o echa abajo los esquemas del poder -de cualquier poder- al cual la sociedad se arrodilla o ha obedecido siempre.
Así es, cualquier verdad, "los hombres son libres" por ejemplo, en un contexto de la historia insultaba, ya que solo eran siervos ante el faraón o ante Dios. La verdad siempre echaba a perder sus grandezas y el tenerlo para ellos todo bajo control, les denigraba en tal identidad o convicción.

3 comentarios:

José Repiso dijo...

La verdad siempre ha insultado, echando abajo una y otra vez los propósitos -en oscurantismo y en explotación- y los montajes enriquecedores -basados en obediencia y en ignorancia- de cualquier poder.

José Repiso dijo...

La verdad siempre ha insultado y, si así ha sido, así debe seguir siempre: siendo verdad, sin tener que dar un paso atrás para satisfacer a tantos pillos esquematizados con falsedades transmitidas por el poder y a lo corrupto.

José Repiso dijo...

Otra cosa es quien insulta por... sinrazón, sin argumentación-demostración, por capricho, en porque sí, por envidia, por regla personal,por gratuidad....

¡eso ya es otra cosa totalmente diferente, necia y reprobable!