--------------Cuando no se le ayuda a la verdad, la mentira se impone (y sus daños).

miércoles, 25 de marzo de 2015

Ahora mismo todos los grupos de la yihad están recibiendo piropos o elogios por miles, también los del narcotráfrico mexicano; así es, los reciben todos los que tienen algún poder y, a ciegas, se sienten aprobados por tales elogios que no son más que resultados de juego sucio, que tributos de sus allegados, de sus cómplices o de sus manipulados.
El montaje del mal se hace infranqueable a un reconocer algo ético o algún error (por eso es mal; si hubieran preguntado a Hitler si descuidaba un deber ético, hubiera respondido que jamás en elogios).

1 comentario:

José Repiso dijo...

Objetivamente solo valoran lo que es CONSECUENTE A SU CRISIS DE VALORES y, así, solo destruyen, solo hacen sufrir -más a largo plazo-. Pero los HdP no se dan cuenta, ellos siguen y siguen creyendo sus propias mentiras, creyendo que tienen razón -pisoteando objetivamente todas las reglas de la razón-.

¿Pueden ser más miserables?, y siguen y siguen, y todo será igual mañana y pasado... ¿tienen acaso remedio o son HdP por causa endémica o cerrada intolerancia de peloteo hipócrita?

31 de mayo de 2012