--------------Cuando no se le ayuda a la verdad, la mentira se impone (y sus daños).

miércoles, 18 de marzo de 2015

La crueldad todos la elaboran (basta de inocentismos), unos con perversos consentimientos -sin ética-, otros ciegamente valorando las mentiras y otros lamiéndo más los pies al poder -o a su alineación- sin condiciones. Siempre reconocen a conveniencias, a juego sucio.
Y al que juega limpio, solo construyendo, le pisotean hasta el alma.
Bastantes quieren erradicar las sinrazones sin tener en cuenta a la razón -¡vaya paradoja!-; o a los que la demuestran o siempre se desviven por ella (así es, son objetivamente malnacidos destructores, pero a sobreproteccionismo genocida utilizan poder para ponerse de santos, ¡ésa es la máxima crueldad!). La mentira es negocio o comodidad inmoral.
Ellos contra mí jamás han demostrado un hecho sucio; por el contrario, yo estoy constantemente demostrándoles miles, ¡ÉSA ES LA DIFERENCIA! Pero todos los bienes públicos se los quedan o los roban a la ética para ese mal

1 comentario:

José Repiso dijo...

Siempre una acción conduce a otra, sí, evidencia otra: No consintiendo nunca sinrazón evidencia que aportas razón - ahí no hay trampa ni hay otro camino -.

Si esto no lo pongo en claro, me hará cómplice. Una civilización es la capacidad que tiene un grupo de seres vivos por dignificar al que aporta la demostración constructiva o racional. Así es, el que aporta el esfuerzo racional es el primero que tiene una dignidad (de civilidad; y después de cumplirse tal, se pasa al resto). Eso es, y algo se sabe que es aporte racional porque, cumpliendo con todas las reglas racionales, posee argumentaciones racionales irrebatibles. Cierto, así funciona la validez racional: Si tú dices una "razón" y te la rebato con todas las reglas racionales, al momento lo que dices ya no tiene validez racional; en cambio, si yo digo una razón pero tú me la rebates con reglas no todas racionales, eso que he dicho tendrá mientras tanto una absoluta validez racional.
Pues bien, yo voy a decir -en honor a la verdad- la siguiente razón: "El que ha aportado más razón -y, por tanto, lo que supone de esfuerzos, sacrificios, pérdidas, torturas, etc- de todo el mundo en los últimos veinte años he sido yo" (mentiría si dijera otra cosa, y mentir es corrupción), sostenida esta razón por los cientos de ensayos que he publicado aclarando, desconfundiendo y desenturbiando sinrazones (que es per se la acción o el aporte racional), por los miles de explicaciones en mis blogs, por mis miles de miles de denuncias al juego sucio irracional, por mis cientos de artículos en periódicos y revistas protegiendo la racionalidad de los intereses creados, por mis millones de acciones no cediendo al poder o no siendo cómplice de él y por mis millones de atenciones que he dedicado por no servirme de algo corrupto para defender la razón -en honor a ella y a la civilidad-. Así que, esta razón, tendrá total validez mientras no sea rebatida con todas las reglas racionales (pues lo contrario lo estoy rebatiendo yo continuamente con todas las reglas racionales); porque quitarle validez a porque sí o a sinrazón es ya un acto de sinrazón, de corrupción o de imposición.
6 de septiembre de 2014

---

La dignidad únicamente es proporcional al aporte racional que sustenta las reglas civilizadas (pues es únicamente lo civilizado lo que concede dignidad y, así, cuanto más tú refuerces esas constantes reglas de lo civilizado, más dignidad tienes).

Pues bien, haciendo la regla de tres correspondiente se sabe lo que se le debe de dignidad a alguien; y sabiendo eso ¿quién me quita a mí las millones de torturas y carencias vitales y mínimas justicias vetadas una y otra vez?

6 de septiembre de 2014

---

Primero inventan un miedo (por ejemplo: España iba a ser intervenida económocamente ante la crisis y, ante eso, ya justifican todos los más crueles remedios.

¡Ese es el mal!

Por ejemplo:
Si quiero maltratar a un perro con total impunidad, primero me invento que tiene un gran mal -la rabia- y, así, porque lo tiene ya es justificable darle hachazos para salvar a los demás de él.

¡La crueldad nazi ya estaría así buenizada y santificada!

6 de febrero de 2014, 16:08

Aclaración para cabezoduras:

- Una PROTESTA, una INDIGNACIÓN, una REBELDÍA con causa racional o una DENUNCIA SOCIAL siempre conlleva o comunica DESPRECIO, desprecio a algo que está mal.

- Igualmente siempre implica que no respetas algo al pie de la letra o de los hechos, o sea, que no lo respetas o que no lo respetas o que no lo respetas -por muy maquillaje hipócrita que le pongas-.

- E igualmente lo descalificas, claro, que no lo bien calificas; y según la gravedad de lo que protestas aumenta, sin rodeos, esa descalificación.

26 de mayo de 2012