------Tu alma es lo que ayudas, y tu crueldad lo que impides

sábado, 8 de marzo de 2014

Todos deciden; pero los que poseen poderes fácticos y los gobernantes deciden los recursos públicos y las limitaciones de las libertades sociales. Por eso, son los que proporcionalmente pueden hacer en realidad más daño.
Y, para decidir, claro, hacen falta razones o verdades fundadas en la realidad, no las incontables mentiras demostradas que utilizan. También, no se puede ir con el cuento de que, como todo ser humano, cometen errores y hay así que resaltarles lo bueno que hacen; porque todos los gobernantes tuvieron aciertos, ¡todos!, pero hay que señalarles sobremanera los desaciertos -lo grave-, precisamente para que no vuelvan a ocurrir, para evitarlos.
El ser humano tiene ya el bien social como un deber constante; pero el grave error nunca ha de quedar inadvertido, para evitarse.

1 comentario:

Anónimo dijo...

Sí, si Stalin tuvo el acierto de vencer a los nazis, no tengo por qué hablar de él al lado de tantos crímenes que cometió.