--------------Cuando no se le ayuda a la verdad, la mentira se impone (y sus daños).

viernes, 14 de marzo de 2014

Los que demuestran que no tienen alma son quienes utilizan la cultura para imponer o coaccionar, y los que utilizan el poder (corporativista, político, religioso, económico o mediático) para tener razón. Son tan cobardes ante la ética que quieren tener siempre tal ventaja, que destruye derechos evidentemente.
La ética les entra por un oído y les sale por el culo, ¡incalificables!

2 comentarios:

José Repiso dijo...

Jamás se ha censurado una mentira política (¡qué curioso!); pero la verdad siempre.

José Repiso dijo...

Los Carloscuestabajo y los Marhuendistas sin alma no cambian jamás de sus satanismos.