--------------Cuando no se le ayuda a la verdad, la mentira se impone (y sus daños).

miércoles, 19 de marzo de 2014

La mayor violencia es negar -o impedir o no reconocer- derechos, negar la dignidad y negar la verdad sobreprotegiendo otra cosa. Cierto, si tú niegas así estás violentando los derechos humanos de alguien, estás violentando la dignidad de alguien o estás violentando los pilares de la civilidad con negar lo racional. Pues así van, señalando violencias que producen también ellos, los mediáticos de todos los días usando todos los mecanismos de la violencia.
En España, el método nuevo que se han inventado para luchar contra la violencia de género es "contar víctimas" y, con ese contar, ¡a esperar resultados!, a esperar recogerle peras al olmo.
Si tú estás violentando a la verdad sobreprotegiendo mentiras mediáticas, ¡tú eres el violento y determinas violencia!

2 comentarios:

José Repiso dijo...

Como esperar que, contando inmigrantes africanos ahogados, se va a acabar con la inmigración.


¡Ser un besugo intolerante es lo peor que existe!

Anónimo dijo...

Lo peor en esta vida son los que imponen la sinrazón, y en España la imponen muchos.