--------------Cuando no se le ayuda a la verdad, la mentira se impone (y sus daños).

domingo, 30 de marzo de 2014

¿QUÉ SE CORRESPONDE CON LA REALIDAD?
Pues resultados -hechos-, resultados que son a su vez causas de otros resultados. Si un peral tiene como -fruto- resultado 25 peras, es únicamende de 25 peras lo que hay que considerar.  Pero al momento, en sociedad, se aplican intereses y el PP dice que son 23 peras, el PSOE dice que son 26 peras, una asociación cultural dice que son 22 peras y un comité científico dice que son 24 peras.
Claro, aquí hay que ceder o superar intereses para ir claro a lo que se ajusta a la realidad. Un animal siempre lo dice bien correcto, si bebe agua jamás dice que bebe Coca Cola, así es.Tú haz de hacerlo también.

3 comentarios:

José Repiso dijo...

Un resultado, el Universo, p. ej., es siempre causa de otros resultados.

Los resultados no se "crean" ni se "destruyen", solo se causan de ellos mismos, se transforman.

---

Si un resultado es una mala política o gestión, los resultados consecuentes a eso serán de mala distribución o de carencias vitales.

José Repiso dijo...

PREJUICIOS O FALSEDADES:


Un mendrugo escritor español dice que la literatura es una mirada. ¡Toma ya!, ¿y qué? Eso es como decir que la vida es un camino... o una puerta.
De hecho todo tiene una interacción que puede considerarse puerta, camino, puente, mirada, etc.

De hecho, Dios es una mirada a todo lo que ha creado, o el Universo una mirada a todo lo que ha constituido...

¿Y qué?, ¿eso quita o pone algo? Decir que la vida se vive ¿es nuevo?, decir que se respira o se mira ¿es nuevo?

Que se mire ¿quita que se respire?; que se sienta ¿quita que se piense?; que se piense ¿quita la conciencia o la responsabilidad?

---

Lo que pasa es que ya no saben qué decir de tonterías mendrugas para... manipular.

José Repiso dijo...

Algunos intentan moderar o condicionar ellos los derechos de los demás o de todos.
Sí, quieren que se manifiesten los demás como ellos quieren, en tal sitio y de tal manera, con lo cual controlan, silencian y coaccionan guiados por sus deseos, no por consentir los derechos en su integridad.