------Tu alma es lo que ayudas, y tu crueldad lo que impides

jueves, 27 de febrero de 2014

Una maravillosa idea es algo subliminal del deseo hipócrita o no que no garantiza nada. Así es, la no esclavitud que idealizaba el cristianismo ha tardado dos mil años en tormarse en serio; y, precisamente cuando más cristianismo se pregonizaba -en la evangelización colonial del siglo XIX-, aún más esclavitud se impuso . Esto demuestra que solo el ser humano estrictamente equilibrado y racional garantiza la aplicación de una buena idea; lo demás no.
No es lo importante el hacer ideas, sino el hacer personas.

3 comentarios:

José Repiso dijo...

Hay ideas unionistas, patriotistas. mediáticas de la ocasión, etc. que encierran protagonismo, pillería y una ególatra rentabilidad.

José Repiso dijo...

¿Para qué sirve que un irracional dé un mensaje? ¿Para qué sirve que el facilismo mediático siga dando mensajes vacíos de racionalidad y siempre interesados de sus cerrazones? Los mensajes éticos se dan TRAS UN ARDUO ESFUERZO, en donde siempre interviene el reconocer lo racional de quien sea y el reconocer los componentes reales en esa coherencia como están en la realidad.
26 de octubre de 2012

---

- Ayudan todos los días a lo que es injusto -porque no son conscientes de lo que es injusto y porque no valoran nunca a quien lucha por lo que es justo-. Al momento, se arriman al chulo mediático, al charlatán, al claro HdP, al que tiene algún poder -por pillar algo-, al que lidera algo irrelevante pero les hace bien la pelota o se lo consiente todo, etc. Sí, todos van corriendo a alimentar al TOP facilista, vulgar pero con todos los trucos de maravillonsa máscara. El juego sucio siempre gana ayudado por todos; lo poco que florece de verdad es el gran fruto de los que tantísimo han luchado -y sufrido- contra esa interminable barrera de juego sucio. 7 de julio de 2012 18:19 José Repiso dijo... ¡Menos excusas!, millones "darán la vida" por un falsante; millones "daban la vida" por Franco, y por Gil -se relamían apoyándolo-, y por los que prometían el oro y el moro en el "boom inmobiliario", y por demagogos salvadores... pero, por alguien íntegro e insobornable, no dan ni darán nada.

7 julio 2012

José Repiso dijo...

Siempre sufre el mismo, el que nunca recibe de ti ni directa ni indirectamente alguna ayuda, porque jamás -con probación- has ayudado a lo que solo aporta en desprotección.

---- Si no permites, apoyas ni valoras a quien tanto ha estado sembrando razón-ética ¿qué beneficio haces al bien o a la razón-ética? Esto es lo que esquivan muchos españoles UNA Y OTRA VEZ, y no se enteran, y no son conscientes ni en un ápice. Siguen y siguen, al montaje destructor del buenismo perverso o de la confusión de color de rosa, y no paran así de destruir.

---- Si no permites razón ¿cómo va a haber razón?, H de la gran mierda; si no permites a Jesucristo realizarse en algo ¿cómo va a haber cristianismo?; si no permites que se vea la luz, ¿cómo se va a saber que está ahí? Y así todo... ¡pero no lo permiten!, son duros de mollera puerca.

3 marzo 2013