--------------Cuando no se le ayuda a la verdad, la mentira se impone (y sus daños).

lunes, 3 de febrero de 2014

¿Quién defiende la vida? Sin ápice al engaño o a la confusión, defiende la vida quien...
- no ayuda a la guerra, a la violencia gratuita y la tortura (incluido cualquier ser vivo),
- no derrocha alimentos y recursos esenciales para la vida,
- no presiona o dicta para que la vida sea insoportable (eliminando la igualdad de derechos y las libertades de decisión autónoma o de expresión),
- y no promueve privilegios, sobreprotecciones o clasismo.
Violencia es un mentir sobreprotegido u oficial. No se defiende la vida con: censurando, protegiendo el porque sí o la sinrazón,  prohibiendo los actos naturales de autodeterminación individual o prohibiendo en función de ser mujer o madre, de ser pobre, de creer en algo o de ser de una raza.

1 comentario:

José Repiso dijo...

Y también la vida se ha de proteger siempre en función de prioridad:

-La vida de un ser humano antes que la de cualquier otro ser vivo,

- y la vida de uno mismo antes que la de otro.


Si no, se ponen las vidas de los que forman un grupo o pueblo antes para aplicar patriotismo -y lo que inevitablemente deriva de él: guerras y fanatismo-.

Si no, se pone la vida de otro -tu hijo u otro que necesita un pulmón- al que OBLIGATORIAMENTE has de anteponer, unas veces con criterios grupales de religión y otras con criterios ideológicos.
Por ej., en algún extremismo islámico la mujer debe ceder su vida por un supuesto deshonor de su marido (lapidación).
Por ej., en EE.UU. un ser humano debe ceder la vida ante un "ojo por ojo" de sus leyes.

No, ninguno o ninguna debe ceder la vida o, ni siquiera, lo que la fundamenta -las libertades mínimas del poder él o ella decidirse mínimamente la vida-. Y menos si se impone, o sea, por la fuerza.