------Tu alma es lo que ayudas, y tu crueldad lo que impides

miércoles, 12 de febrero de 2014

La crueldad todos la elaboran (basta de inocentismos), unos con perversos consentimientos, otros ciegamente valorando las mentiras y otros lamiéndo más los pies al poder -o a su alineación- sin condiciones. Siempre reconocen a conveniencias, a juego sucio.
Y al que juega limpio, solo construyendo, le pisotean hasta el alma.
Bastantes quieren erradicar las sinrazones sin tener en cuenta a la razón -¡vaya paradoja!-; o a los que la demuestran o siempre se desviven por ella (así es, son objetivamente malnacidos destructores, pero a marhuendismo genocida utilizan poder para ponerse de santos, ¡ésa es la máxima crueldad!)

2 comentarios:

José Repiso dijo...

ACLARACIONES:

- Lo justo empieza en la sensatez y la sensatez empieza -y se desarrolla- en lo racional; por lo tanto, si desproteges al que demuestra eres ya injusto hagas lo que hagas después.

- Exactamente igual no es ningún ser vivo; cuando se dice que "todos son iguales" es no más que un sobreentendido, y se refiere a algo. Así es, todas las aves son iguales en... algo. Se refiere a aspectos que son iguales, todas las personas de un lugar -en unos aspectos-son iguales; todos los políticos que han convivido con la corrupción -sin atacarla de verdad éticamente, en acciones constantes- son iguales; todos los católicos que no permiten exactamente los mismos derechos a la mujer son iguales, etc.

El decir "todos" es un sobreentendido, y se refiere a aspectos que son iguales, así de claro.

----
Eso es madurez; cuando se dice que todas las mujeres deben ser iguales a los hombres, se refiere a los aspectos de derechos y libertades. Y así siempre, la igualdad se refiere a.... ASPECTOS.

----


- Si tú te alimentas de sinrazones, eso es la mentira.

- Si tú alimentas a la sociedad -a través de inculcación o mediación- con sinrazones, eso es la mentira.

- Si tú desproteges al que demuestra, eso es la mentira -por desprotección o desprecio de la verdad-.

- Si tú te alineas -o te unes a un corporativismo- sin condiciones, eso es la mentira -ya que las reglas éticas son condiciones-.

- Si a ti te va el "porque sí", el "somos inocentes", "los míos son los buenos poniendo manos en fuego" o el "todo va bien", eso es la mentira -porque machaca a millones de responsabilidades que existen para ser aplicadas y te importan un bledo-.

- Si tú impides un esfuerzo racional -aunque sea desprotegiéndolo-, sea el que sea, eso es la mentira.

- Si tú priorizas una mentira o una sinrazón cualquiera por encima de cualquier verdad, eso es la mentira.

EN EL CONTEXTO EN QUE TE ENCUENTRES, ESO ES LA MENTIRA.


(¿Qué es la sinrazón?; pues tópico frase, actitud, aptitud, costumbre, orden o reacción en la cual SE DÉ DE ANTEMANO LA VERDAD, al margen de las ineludibles reglas racionales: no censurar, compromiso ético con la verdad misma, contextualizar, desconfundir o aclarar, probar con indicios o consecuencias, argumentación coherente -que no sobre o moleste algo irracional-, no contradicción, conclusión coherente).
------

Muchos saben que cualquier movimiento emocional, fanático o de pillería mediática -que depende de lo mediático y no de la razón para que triunfe- tiene cientos de mentiras.
Y, a pesar de ello, millones lo siguen, "¡no importa!" piensan y creen; así que perdonan constantemente a las mentiras -eso justifican- y luego van a victimistas y a misma lacra mental de que los errores los tienen los demás, sin advertir que ellos también tienen demasiada mierda en el alma.

¡Sé legal y honrado con tus propios actos!, y descontamínate de la mierda ya, no, no ames más a la misma mierda.

21 de febrero de 2013

José Repiso dijo...

Eres lo que atiendes para tu alma.
Si atiendes a la mediación de facilismos y mentirás, eso eres. Si atiendes a frivolidades y a morbosidades, eso eres. Si atiendes a a alineaciones de hipocresía, eso eres.

---

Si atiendes a la racionalidad -y no a los pillos que te meten mil mentiras diarias-, eso eres.
Si atiendes a una persona limpia -Jesucristo, un sabio honesto, etc.- , eso eres.

----------

Toda la verdad del mundo te la pueden enseñar; pero, si no la valoras, toda la verdad del mundo destruyes. Toda la justicia del mundo te la pueden enseñar; pero, si no la valoras, toda justicia del mundo matas como un genocida.
La verdad nunca falta, sino sobra. Lo que sí siempre falta es tu honradez, tu solidaridad, tu amor a la verdad, tu honestidad, tu valor, tu no venderte, tu comprender las cosas, tu coraje, etc.
Únicamente faltan miles de cosas DE TI.

Si la verdad o la ética te la metes por el culo poco la valoras. ¿Que no?, ¿qué orden de prioridad le das?, ¿el que va después de que apoyes a los mediáticos mentirosos?

12 de octubre de 2013, 15:37