--------------Cuando no se le ayuda a la verdad, la mentira se impone (y sus daños).

sábado, 3 de noviembre de 2012

Todo poder necesita mentira para permanecer y toda mentira lo primero que hace es simpatizar con el poder -con servicios de obediencia y de montar bien mediáticamente su imagen- para ser protegida y repartirse, luego, siempre seguros beneficios.
Una mentira -que siempre da beneficios- reforzada por algún poder es invencible; por eso, los escritores de alma vendida, los mediocres, los que viven a costa de los demás -de engañarlos-, los especuladores, los demagogos que venden rápidamente su falta de principios, etc., "hacen la pelota al poder", utilizan solo el elogio general por gran rentabilidad al no oponerse a injustos ni a nada, se alinean sin condiciones y obedecen siempre a las sinrazones que dan buen abrigo de alma vendida y de negocio.

2 comentarios:

José Repiso dijo...

No existe bien sin verdad; por eso, algunos, odiando tanto al bien, no quieren la verdad, yéndose rápidamente a cualquier frivolidad, al negacionismo dictador -pues negar es más fácil que reconocer o aplicar ética- y al desprecio o al nunca valorar al que demuestra -le exterminan y le exterminarán siempre la dignidad-.

José Repiso dijo...

La dignidad de ellos prevalece EN SUPERIORIDAD sobreprotegida a lo largo de los miles de días de sus vidas; en cambio, la mía la han exterminado TODOS los días de mi vida.