--------------Cuando no se le ayuda a la verdad, la mentira se impone (y sus daños).

miércoles, 28 de noviembre de 2012

LO QUE OCURRE EN CUALQUIER ESQUINA -DE INJUSTO- NOS AFECTA; pues ya es una semilla de lo injusto germinando inútilmente en nuestra sociedad.
Irresponsabilidad es NO ATENDER - o no responder éticamente- a lo que no es justo.

5 comentarios:

José Repiso dijo...

La injusticia es, sobre todo, un desigual trato a una misma condición y a un mismo logro racional (así es, de un ser humano sólo se sabe que ha recibido injusticias en tales resultados, que "están ahi" o forman parte de los hechos ). Por lo tanto, objetivamente, la persona que más injusticias ha recibido es aquella que, a unos esfuerzos y con unos mismos derechos humanos, tiene resultados contrarios -para su dignidad- a los que cualquier otra persona. Y que tú no recibas las injusticias que recibió un ser humano no significa que no existan o que se eliminen, sino que en ti no; y a veces las pisoteas más en desprecio. Por ejemplo, en concreto a un mismo esfuerzo, uno en hechos -que se ven o demostrables- tiene algo en dignidad y otro, en consideración paria, humillación.
-----------

A los más débiles SIEMPRE les toca perder los derroches, los descuidos y los abusos de imposición que SIEMPRE hacen los que tienen poder y privilegios. Pero a los débiles, ¿QUIÉN LOS DEFIENDE?, pues quien arriesga el alma y el pellejo por ellos, o sea, no se defienden desde la comodidad y con grandes lemas o palabritas o elegancias cómplices de los que se aprovechan de esconderlo todo, sino desde la implicación o desde el hondo compromiso. Tened en cuenta que siempre la primera respuesta de las injusticias es el servirse del silencio -hacer callar, ningunear, controlar y esconder informaciones, etc.

Pero, desde lo cómodo, sin arriesgarse a nada, sin sacrificio alguno, sin molestarse en nada, sin gritar o sin protestar decididamente, ¡nunca!

----

Bastantes vienen a la vida solo a frenar y desproteger a lo racional, algo que significa que toda sinrazón -gracias a ellos- va ganando a través de la confusión, de lo oscuro, de la máscara y de la corrupción justificada.
Y no se dan asco de sí mismos, por venir a la vida a eso, a ser solo obstáculos para lo único que construye.
-----

Si se te da -bajo las presiones de mediatización de ahora- una mierda y una flor PARA ELEGIR, sí, se ha de tener una mínima capacidad de elección -algo que lo consigue "tu comprender y tu priorizar valores". Por lógica-ética se debería elegir la flor, eso es. Pero, ¿y si los hechos indican que se elige la mierda?, con lo indignante que es... y lo desagradable en olor mental, que se elige una y otra vez por frivolidad, por morbo, por indiferencia, por estar con muchos, porque te bombardean eso unos espectaculares medios, porque no se atiende al reconocer el verdadero y ético esfuerzo, etc.

---
Hay quienes se pasan la vida únicamente APROBANDO LAS CRUELDADES porque les benefician de una u otra forma (y alineados a ellas tienen evidentemente menos problemas); y así nunca se elimina una injusticia en el mundo por ellos -que crean otras decenas de injusticias sutilmente-, esos solo ayudadores de lo cruel que siempre van buscando astutamente el justificar lo que les conviene para DESPRECIAR -en su práctica- los principios éticos, esos... chupones-rastreros.

José Repiso dijo...

En la vida. tú eres únicamente la decisión que tu alma hace libremente: el decidir apoyar a Franco o a Gandhi, a un banquero o a un misionero, a un pobre o a un explotador, a un honrado o a un mentiroso, a un mediático -que nada demuestra, sino mediatiza sus ocurrencias- o a uno que aclara o dice las cosas demostrándolas.

Tú decides y, tal decisión, tiene sus consecuencias decididas por ti inevitables de construcción o de destrucción. Eso es lo que eres, y eso es lo que te define.

Pero lo que no puedes hacer es ir corriendo a apoyar a una artista muy sobreprotegida y pisotear o ningunear a un sabio. E irte de rositas con tu decisión corrupta.

---
SI NO HACES NADA POR LA VERDAD, NO HACES NADA POR EL MUNDO.

Si libertad es el poder de escoger -de cambiar o de renovarte a lo que te van dando las circunstancias y la vida-, algunos o muchos ESCOGEN UNA PARTE únicamente -en obsesión fija- de la verdad; por ejemplo, no escogen la manzana entera, sino una parte de la manzana en astuta conveniencia, y hablan luego que saben la verdad de la manzana.

Por igual -alineados, cerrados a la razón, interesados, fanáticos, llevados por las fijas costumbres y por los hilos de cualquier poder-, ESCOGEN de cada realidad una parte -para utilizarla a su favor en manipulación- únicamente, y luego dicen que saben la parte entera de la verdad. ¡No!, van e irán a verdades a medias -a trozos- o incompletas -en deformidad-, que no forman nunca una coherencia de verdad.

------
Si no atiendes al que ama la verdad, pues siempre atiendes a destrucciones, por muy buenista que te creas o ya te lo montes como te lo montes con tus intereses o con muchos intereses creados.

----

ELLOS, A CIENTOS DE BENEFICIOS SUCIOS -¡qué fácil lo tienen!; yo a ninguno como paria o judío exterminándose:
Se benefician del silencio -nunca lo he hecho yo-; se benefician del poder mediático -nunca yo-; se benefician de la tendencia desalmada que imponen -nunca he impuesto yo nada-; se benefician de toda mentira -nunca lo he hecho yo-; se benefician de los recursos públicos, se benefician de la protección del siempre halago y peloteo, se benefician del mercadeo y de las órdenes editoriales, se benefician de todas las injusticias que encubren...
HASTA ARISTOCRATIZAR solo su dignidad, como desalmados o asesinos; y lo ético les importa un pimiento, nunca he conocido un poeta español ético, sucios y desalmados en hechos siempre.

José Repiso dijo...

Hacer el mal siempre es algo -contraproducente a los valores éticos o a la razón- muy concreto y, precisamente, esos chulos -que van de rollo buenizándose a más rollo- siempre aplican el mal.

El mal o la crueldad es... CERRAR PUERTAS A:

- lo que es racional y ético,
- al que demuestra racionalidad y ética,
- a reconocer al que demuestra razón y ética.

Pero, finamente a todo truco cruel vestido de rosa, hacen lo contrario, cierran las puertas totalmente a eso.

José Repiso dijo...

A mí, un asesino o cualquier monstruo, me ha ayudado más que ellos; o sea, ellos NUNCA nada.

José Repiso dijo...

Nunca, absolutamente nunca se me ha defendido un derecho en España; nunca, absolutamente nunca he tenido un segundo -ni se me ha permitido nunca- de dignidad en España; nunca, absolutamente nunca se me ha demostrado algo ético en España; nunca, absolutamente nunca he visto algo humano -de verdadero fondo humano, sin trucos- en España.




La única misión, objetivo y alma que tengo en esta vida en NUNCA MENTIR; así que es eso únicamente lo que debo hacer, o sea, realizar mi alma: no mentir. Si hay nazismos, allá ellos con sus nazismos...