--------------Cuando no se le ayuda a la verdad, la mentira se impone (y sus daños).

miércoles, 7 de noviembre de 2012

BAJO LOS PODERES Y LOS ASTUTOS CÓMPLICES DEL SILENCIO
(siempre el silencio tiene una máxima rentabilidad para los intereses redondos de algunos y para la injusticia que crean; exacto, si "al que le has hecho un daño" de inmediato lo silencias o al que tiene razón, pues infaliblemente eludes toda responsabilidad y conciencia y, al momento, fácilmente a sin alma y en cobardía, IMPONES TU MENTIRA al destruir a quien te la puede demostrar y denunciar).
La valentía  y el verdadero esfuerzo únicamente va en función al poder de quién te enfrentas, y más si no tienes algún poder ni recursos. ¿A quién se han enfrentado - a qué sinrazón- los caraduras españoles? Pues de una manera totalmente demostrable, ¡a nada! elevado a todo. ¡Qué vanidad del mal!

5 comentarios:

José Repiso dijo...

A través del silencio la razón no se promueve, la injusticia no se grita -para extender su rechazo, sino se oculta- y el derecho humano no se reafirma.

José Repiso dijo...

Con el silencio muere la libertad -de expresión, de la voz o del decir humano-, muere la paz -porque no hay comunicación o entendimiento- y muere el amor -porque no se comparten en comprensión los sentimientos-.

José Repiso dijo...

Por lo tanto, el que silencia claramente está matando todo eso.

José Repiso dijo...

El silencio mata más que las armas; pues ha habido dictadores que destruyeron a millones de personas sin utilizar apenas armas, solo la capacidad de destruir del silencio.

José Repiso dijo...

Hay un truco netamente cruel -pues justifica en objetividad algo no ético- que utilizan "buenizado" los mismos manipuladores HdP de todos los días; y es que justifican mentiras porque..."todo el mundo miente" o "siempre ha habido la mentira" (claro, también siempre ha existido el asesinato y todo el mundo contamina, como ejemplos).
Piensen que ellos han venido al mundo a ser solo HdP, pero unos no de manera corriente o reparables, sino HdP de esos mediáticos, de la verdadera manipulación o del poder inculcador o imperialista mediático.
Y siempre, con un truco u otro, con dos o con diez -pues recurren hasta cientos-, esquivarán la razón o la ética, siempre tendrán esa pillería o truco o retorcimiento mental desde sus cómodas influencias -adquiridas en corrupción- para... inculcar lo antiético, sí, eso es.

Siempre pondrán un "pero", siempre pondrán una excusa, un lema arcaico o retrógrado o conservador -en fijismo-, una cómoda facilidad pilla que se dirija a lo que ellos ya quieren -no, no ya hacia lo que demuestra la razón, a lo sensato-.

Y, así, justificarán algo de deshonestidad porque "todo el mundo es deshonesto", pegarle algo a su hijo porque "todo el mundo lo hace aunque sea poquito", etc.

---

Pero, una cosa es el reconocer que todos contaminan algo y otra muy distinta es que tú, precisamente tú en tu responsabilidad y deber ético, elogies eso o promuevas eso o no repares nada con autocrítica y conciencia, ¡grandísimo chulo y puerco mediático!