--------------Cuando no se le ayuda a la verdad, la mentira se impone (y sus daños).

jueves, 22 de noviembre de 2012

LA GRAN FACILIDAD DEL JUEGO SUCIO:Color del textoNada es más rentable que el juego sucio. Pero son imprescindibles elementos del poder; si no, no es posible su práctica. Sí, dada la gran dificultad y los esfuerzos sobrehumanos que requiere el juego limpio, casi todos los intelectuales, políticos, ricos, artistas, poderosos de cualquier índole, practican el juego sucio en sus distintas variantes (no reconocer, ninguneos, abusos de mediación, usurpaciones de la intimidad, sobrevaloración de lo nimio que ensombra o desprotege la valoración de lo digno, etc.).
Los grandes enemigos -por orden- de la razón -o de la ética, puesto que ésta solo es una racionalidad cívica-:

Intolerancia ( o la violencia como forma de intolerancia )
Marginar la contraargumentación ( infravaloración = indignidad )
Indiferencia
Censura

(Nota.- La pequeña diferencia entre ética y moral es que, ética, es un tratado estrictamente racional y, moral, ya conlleva o está radicada en la tradición o en la religiosidad.)

1 comentario:

José Repiso dijo...

Todos van corriendo a ayudar a los sinvergüenzas y pillos del facilismo; ¿fueron todos a ayudar a Galileo o a Hernández? Pues ¡no rotundo! ¿Fueron todos a ayudar a Jesucristo? Pues ¡no rotundo!
----

En la sociedad, se construye y se destruye; en la vida, se construye y se destruye; y porque sigan los valores éticos, se construye y se destruye.
Pues la prueba infalible de que se construye es que se APORTA racionalidad y soluciones, ejemplaridad y desobediencia -denuncia- a las injusticias.

Sí, Jesucristo, Gandhi, etc. lo hacían, pero ¿con amabilidad los ayudariáis? No casi seguro, ya que es muy incómodo salirse del "silencio cómplice de los corderos" y el bien sin influencias -sin poder- a lo miserable no se reconoce.

Existe un "odio subconsciente" de no ayudar a lo que no es poder (gusta arrimarse a los grandes aunque sean corruptos, a los imponentes con violencia de injusticia -la peor-, a los influyentes, a los demagogos porque son reflejo de los que los escuchan, a los guaperas, a los de buena raza, etc.)


... ¿Quién se arrimaba antes a los muchachos con Sida, podridos de recibir rechazo y desafecto?, ¿QUIÉN?, que se atreva a decirlo alguno.
---
A veces un pastor -en el error- lleva a todas sus ovejas hacia un precipicio aunque, mientras van caminando, todo parece creíble en autoconvencimiento -éste de idealismo, de hipocresía y de demagogia-. Pero ocurre que una oveja se descarrila y se da cuenta de todo.

-----

Lo único bien que puedes hacer por la sociedad es EL DEJAR DE AYUDAR A SUS INTERESES PREDOMINANTES (en beneficio de la razón ninguneada por el marketing y del débil que lucha en desprotección total de lo sensato).

-----

DEL HAMBRE:

Sí, en el mundo disfrutan con no ver estas realidades; porque "ojos que no ven, corazón que no siente por ellos". Y prefieren OCULTAR, OCULTAR Y VOLVER a ocultar con una u otra justificación... inhumana; pero ¡DE LO QUE PASA MUY GRAVE EN EL MUNDO! no hay que ocultar absolutamente nada, y se lo digo a sus intolerantes caras, pues no toleran conscientemente lo grave que existe.

18 de agosto de 2011 07:46

SABER VALORAR ES LA ÚNICA INTELIGENCIA ÉTICA:


Saber valorar -apreciar y reconocer- atendiendo humildemente a unos valores éticos en rigor y al esfuerzo verdadero desde unos mínimos recursos -de influencias, materiales y de poder-, es LO ÚNICO QUE DEMUESTRA OBJETIVAMENTE UNA INTELIGENCIA ÉTICA.

Pero eso es una decepción en la mayoría de "ese teatro de hipocresía y de miseria de alma" que representan, y dejándose llevar siempre más por el tener -apariencias- que por el ser, así es, lo mismo que fue una decepción para Sócrates, para Galileo, para Cervantes, para Vallejo, para Lorca y para... tantos.

-----

SABER VALORAR exclusivamente con unos criterios éticos es LA ÚNICA PRUEBA de que se tiene una digna inteligencia, de que no se está en el error y de que se es una buena persona.


Todo lo que eliges para tu hijo, lo eliges muy bien hasta el último detalle; entonces, cuando eliges apoyar a alguien por una responsabilidad social, ¿por qué tienes tanta ligereza y vanidad? Así es, vas rápidamente a apoyar al famoso de turno, a lo que el marketing te ha vendido, a donde van todos fanáticamente, pero al que se esfuerza de verdad sin tantos ventajas de trucos LE FALLAS, porque falla tu ética.