--------------Cuando no se le ayuda a la verdad, la mentira se impone (y sus daños).

martes, 15 de diciembre de 2015

Si las "formas" las tienes para justificar tu apoyo a la sinrazón o tu dejarla pasar en consentimiento o en complicidad, entonces claramente tales son corruptas o son medios para escudar al mal, disimularlo y servirlo.
Ninguna "forma de conducta" puede ser un maquillar o un adornar o un buenizar la sinrazón (siempre causante de un mal) para que parezca ética y, así, se premie y se fortalezca el mismo mal.
No evites algo de la sinrazón (la que te conviene, utilizando pillas "formas"), evita completamente toda la sinrazón y todo tipo de sinrazón ¡ESO ES LO ÚNICO LIMPIO!: el no darles "formas" al mal.

1 comentario:

José Repiso dijo...

No quites al jardín que hay (la vida, lo natural, etc) una flor para poner otra cosa, un porque sí tuyo o unamierda adornada https://t.co/EtDpmdDwno

---

El sabio Gandhi equipara al que abarca lo innecesario con un ladrón, ¡bien dicho!
(lo mismo que "descuidar tu jardín o perro es matarlos", sí, objetivamente y "descuidar en la vida las probaciones de la verdad es asesinarla)
http://t.co/tKGaFPZ5bK

---
Nada es intocable "con patente de aristocracia". Todo se expone a ser respetado o no respetado, a ser apreciado o despreciado (en libertad y no por la fuerza), a ser aceptado o corregido o renunciado.

---

El maltrato a la vida es comparable a todo el que maltrata la vida;
el terrorismo es comparable a todo el que justifica el terrorismo;
la injusticia es comparable a todo el que justifica o consiente -en mentalidad y en hechos- cualquier injusticia;
la censura -o intolerancia- es comparable a todo el que intenta -o ve bien- callar a alguien en lo que sea;
la manipulación es comparable a todo el que justifica mentir como información o como estrategia para defender intereses parciales.....

---
Toda clase de gente está deseando ir a la televisión o a cualquier medio de comunicación para venderse cada cual como santo o sabiondo-guaperas (a cualquier dictador le hubiera encantado acaramelar a todos así); pero, en el fondo, lo que vale (sin trucos) es lo que ha hecho dando la cara cuando hay que darla y denunciando situaciones injustas, Incluyéndose dar la cara por la razón-verdad-bien-ética.Y evidente es también que la televisión “santifica” siempre al que “pelotea”, al astuto, al que tiene influenicas o aires de mandar en algo, y ridiculiza o silencia al que no es amiguete de interesados programas y de convenidas líneas o de porque sí tan habituales; es decir, reconocen a los que “ellos” en estado de gracia-diabólica señalan o tienen comprado, descartando a ése que siempre demuestra racionalmente algo, o dejando como parias sus sobreesfuerzos. ¡Y con eso hasta pisotearían sin descanso de crueldad a Dios!.
http://tusinrazonenturbia.blogspot.com/