------Tu alma es lo que ayudas, y tu crueldad lo que impides

miércoles, 9 de diciembre de 2015

Sin rodeos y directos a la mismísima verdad, luchar contra cualquier sinrazón durante toda tu vida supone mucho sufrimiento y una reducción de muchos beneficios vitales (derechos, protecciones, rentabilidades por simpatías con el poder o con tendencias dominantes, eso, repartos de sus botines, mínimo desgaste al no encararte por la verdad al grato lameculismo o complacencia, etc.)
Porque, al luchar contra una sinrazón premiada o amparada socialmente, tú pierdes toda protección, tienes que renunciar a demasiadas métodos usados habitualmente - y que a los demás benefician- y, a eso, tus recursos dignos de supervivencia se destinan siempre por un mayor desgaste
Mientras, el que se alía con una sinrazón, todo eso se lo evita, tiene toda la vida beneficios y mínimas dificultades de esa sinrazón, y además incontables facilidades porque ninguna protección pierde y a nada tiene que renunciar y sus recursos de supervivencia ya los dedica a tener éxitos, trepando muchos escalones socialmente.

2 comentarios:

José Repiso dijo...

Una persona DESDE EL BIEN (o desde la razón), tras demostrar que un bien fundamental ha sido pisoteado o exterminado, tiene todos los infinitos derechos (existentes o por existir)) a insultar miles de millones de veces (y, encima por hacerlo, manteniéndose infinitamente santo o ético) por DESAPROBAR, IMPEDIR, CONDENAR o no darles facilidades al mal.
En cambio, una persona desde la insistencia de un error o DESDE LA SINRAZÓN no tiene porque exigir nada, y no tiene por qué impedir o condenar nada bien justificado; por lo tanto, no tiene ni un átomo de derecho a insultar a nadie ni a nada. Así es esto de limpio y de decente.

José Repiso dijo...

Podrán tener todos los rollos mediáticos que quieran -con todos los recursos a su favor, y todos los premios comprados con la sin-ética, y todo lo robado corruptamente a su favor-, y todo a teles y a cabronismo pero ¡no van a tapar la luz del Sol!
¡Que los folle o los respete muy bien Satán!
http://luchartieneunsentido.blogspot.com.es/
(dime en qué esta basado tu "amor", "respeto"... y te diré qué clase de monstruo o no eres)



Helios Buira Para todos esos miserables, mi Maldición es que en el cuerpo se les declare un cáncer: el más doloroso, el más horrible y tarden mucho tiempo en morir.
Me gusta · Responder · 59 min

José Repiso Moyano La mentira ha creado todos los males de toda la historia, y todos los males de ahora; si no se le para los pies con el máximo rigor de la razón-ética, con la máxima decencia-valentía, entonces ¡somos una mierda!
Me gusta · Responder · 2 min

José Repiso Moyano O vas a por ella o no, así es, no caben excusas ni marchas atrás miserables y cobardes