------Tu alma es lo que ayudas, y tu crueldad lo que impides

jueves, 10 de diciembre de 2015

El fanatismo (cultural, religioso, ideológico, de élites sociales aprovechadas con un poder, etc) es que algo tiene que ser -por voluntad- a la fuerza, contra la verdad, a porque sí y, con todos los recursos usurpados, excluyendo a los que dan la luz
El españolaco o el cerrado de mollera suele decir "eso es así por mis cojones..., por tradición-cabezón, por sobreprotección en la tele" y se va al momento a seguir usurpando -a la verdad- espacios sociales o a adorar o...  a apestar a la Virgen.
La dignidad (o lo que en objetividad es el respeto a contradecires) únicamente está en lo que tú ofreces por la verdad  (siendo compatible con la verdad misma), eso,  te señalen de lo que te señalen y te acusen de lo que te acusen.

2 comentarios:

José Repiso dijo...

Los sin-alma nunca saben que no tienen alma; van a lo suyo, con muchos escenarios de poder y de espectacularidad, ¡les da igual no tener alma!
No apoyan a ningún bien, van de espaldas a la realidad y se creen sus propias mentiras. Y luego utilizan a la patria y a la cultura por sucias cobardías.
¡Jamás ha habido más intelectuales de alma vacía!
---
Luchar por la verdad (con compatibilidad con ella misma) supone incomodar (ponérselo difícil) a los que la impiden.
Luchar por la libertad supone incomodar a los que nos esclavizan.
Luchar por la justicia supone incomodar a los injustos (ponerles difícil que te pisoteen, no fácil)
Luchar por la verdad supone incomodar a los que mienten y manipulan
PERO JAMÁS PONÉRSELO CÓMODO PARA QUE LA CRUELDAD SE SATISFAGA, ¡A LO SATÁNICO!

José Repiso dijo...

El bien jamás admite indiferencias (ni excusas ni frivolidades): o lo proteges o lo matas.
Es igual a tu salud, o es igual a la razón-ética, o es igual al medio ambiente.
Tú proteges al bien (o al que aporta razón-ética) o lo matas; así solo es eso o así solo funciona objetivamente.
http://luchartieneunsentido.blogspot.com.es/
Si tú atiendes primero al que confunde, al que mediatiza la confusión o la sinrazón o al que impide reconocer la razón-ética, ¡tú eres un monstruo! por mucho que salgas en la tele, te respaldes cobardemente de lo dominante, de poderes o de sinrazones, así es, digas lo que digas con tu pillería manipuladora o te guste o no te guste a conveniencias

25 de octubre de 2013