--------------Cuando no se le ayuda a la verdad, la mentira se impone (y sus daños).

jueves, 11 de junio de 2015

Todo funciona de una única forma (claro, la gravedad no puede funcionar de veinte maneras, sino de una; e igualmente la energía, la razón, el ser orgánico, etc); por lo que la ética o los valores éticos tienen un único funcionamiento. Así es, en un contexto alguien pide un valor ético (o ya la misma situación de grupo-pueblo-país lo pide) y una decisión siempre libre lo da. Sí, se pide amistad, paz, amor, respeto, amabilidad y, para que exista ética, alguien o algo absolutamente libre decide darlo en función de que él no es torturado, maltratado o presionado y cerciorándose aun de quien lo pide ya lo da algo antes o tiene autoridad o ejemplaridad en ello.
La ética NO ES UNA DICTADURA; muchos en confusión o en locura dan por hecho de que uno tiene que dar amor o amistad a X por la fuerza o a puñaladas o por decreto para que se cumpla la finalidad -la suya- del que pide tal valor ético (ya sea persona, país o grupo) para sí o "a su medida" o en imposición o en descerebramiento

5 comentarios:

José Repiso dijo...

Aclaración para ultragenocidas intelectuales españoles:

- Absolutamente todos los intelectuales españoles RECIBEN miles de beneficios de España (claro, las millones de cosas que reciben -todo lo que tienen COGIDO que son miles de cosas: alientos o respiros, dinero, protecciones, recursos, comodidades, caminos, etc.- las reciben de España. no de la Luna) todos los días, de una manera objetiva, insobornable o irrebatible.


- Pues, a mí no solo JAMÁS me ha dado algo, sino que ME HA QUITADO hasta la sombra, tortura única o exterminio único de todos los universos posibles, ¡EL NAZISMO INFINITAMWENTE INFINITO DE CRUELDAD!

José Repiso dijo...

Cada vez que muevo un dedo -y muchas porque nunca he sido impasible-, eso no ha contado nunca con:
- marketing,
- apoyos anímicos,
- influencias,
- amiguismos,
- abrigos de grupo o institución,
- abrigos de costumbres o de lo establecido,
- facilidades económicas,
- favores de peloteos,
- tributos por ir a la moda,
- favores o comodidades por consentir una injusticia,
- comodidades por callar una injusticia,
- rentabilidades por seguir el "porque sí"
- rentabilidades patrióticas o religiosas o de fanatismo
- comodidades del contar con poderes,
- facilidades por jugar sucio racional o éticamente,
- subvenciones de grupos afines,
- tranquilidades por ignorar a las injusticias,
- facilidades por trabajar para la misma tendencia artística,
- compensaciones por ayudar a una manipulación mediática,
etc.

4 agosto 2012

José Repiso dijo...

Cada uno se lo monta -y contra los hechos o contra la ética- con su "teatro de bueno"; y, cuanto más poder tiene, más "teatro de bueno" en pillería IMPONE; y, cuanto más mediación y negocio de influencias y de peloteo, pues aún más "teatro de bueno" IMPONE a toda falsedad para ya pudrirlo -de ellos- todo. Pero, detrás de eso, queda lo mismo, la realidad, lo que niegan y lo que pisotean, los hechos. En todas las partes del mundo se pisotean los derechos humanos -no hay sitios privilegiados o exentos de eso- pero, en algunos lugares, se pisotean cientos de veces más que en otros; precisamente en donde más poder hay para decir o imponer que no lo hacen o no hacen nada o son muy buenos -para sus conveniencias de más poder y de mentiras-.

14 de mayo de 2011

José Repiso dijo...

Hay unos que dicen a lo chulo que a ellos no les dan nada. Pues bien, a ellos les dan miles de cosas no en el año, no en el mes, sino en el día o en la hora. Pues muchas cosas te las dan gracias al juego sucio -seductor o cómplice- que te has agarrado, así es, son cosas absolutamente dadas o permitidas -que nunca son producto directo o ¡únicamente! de tu sudor o de tu esfuerzo, sino de favorecer interesadas o parciales reglas de juego-; y algo más: te dan también las facilidades para conseguir las cosas, o sea, con sólo decir que eres católico ya tienes una evidente facilidad para conseguir cosas en el contexto de los católicos. En eso, cuanto más vía mediática, vía peloteo, vía halagadora y pasota, vía indiferente o de dejar pasar injusticias, vía contemplativa y de consentir corrupciones, o vía escaparate para parecer grande o de la clase alta, o vía lamedora de culos o alineadora de cualquier costumbre o poder, o vía totalmente ratera o hipócrita, pues más cosas y facilidades para recibir de todo.

18 de septiembre de 2010

José Repiso dijo...

El intelectual español ni vive (por algo limpio) ni deja vivir, y ¡le da igual a lo HdP!, ¡el colmo de la INTOLERANCIA!