------Tu alma es lo que ayudas, y tu crueldad lo que impides

jueves, 4 de junio de 2015

Hay sitios en donde, sin defender verdaderamente la razón, todos se creen que saben (sí, con la sinrazón inventan un saber en falsedad); y, a bandadas de bocazas,  van sembrando sus líos o ligerezas mentales como verdades en los medios megalómanos de estupidez.  Claro, al final el fruto-efecto es solo más líos enredados y más desconocimiento racional de todo. ¡Crueldad!
No hay nada más miserable que me roben dignidad por tanto juego sucioque le roben el pan al espacio de la misma ética o al que la ha demostrado, que se lo roben al mismo Jesucristo, al que no ha callado ninguna injusticia, ¡al que no se ha vendido negociantemente como ellos!
Los egipcios jamás aceptaron que estaban equivocados; su "hijoputismo" -siempre impuesto- era la cultura, la razón y la ciencia, ¡y tan campantes! Igual con los nazis, con la colonización atroz, etc.

2 comentarios:

José Repiso dijo...

Siempre sufre el mismo, el que nunca recibe de ti ni directa ni indirectamente alguna ayuda, porque jamás -con probación- has ayudado a lo que solo aporta en desprotección -algo nazi-. ---- Si no permites, apoyas ni valoras a quien tanto ha estado sembrando razón-ética ¿qué beneficio haces al bien o a la razón-ética? Esto es lo que esquivan muchos españoles UNA Y OTRA VEZ, y no se enteran, y no son conscientes ni en un ápice. Siguen y siguen, al montaje destructor del buenismo perverso o de la confunsión de color de rosa, y no paran así de destruir.
----
Si no permites razón ¿cómo va a haber razón?, H de la gran mierda; si no permites a Jesucristo realizarse en algo ¿cómo va a haber cristianismo?; si no permites que se vea la luz, ¿cómo se va a saber que está ahí? Y así todo... ¡pero no lo permiten!, son duros de mollera puerca.
3 de marzo de 2013

José Repiso dijo...

PERMITIR la sinrazón o la mentira es darle posibilidades a la maldad a través de la confusión, de la desinformación o de la manipulación, del consentimiento, de la alineación sin condiciones, del impedir derechos humanos, de la censura a la razón, de la frivolidad, etc.
------------
Los intelectuales de ahora hacen un protagonismo de que rechazan las injusticias, pero son casi solo ellos los que desprotegen la racionalidad -valores- y, en esa crisis interna de su maltratar lo esencial, nunca saben valorar nada. Al final resulta que ellos son solo los que DESTRUYEN, como resultado práctico. Van de otra cosa, pero eso dan a la realidad. -------- Es como el ir de victimistas porque hay injusticias, pero ellos mismos se las crean a ellos mismos y a los demás (para sumar crueldad en un "ni viven ni dejan vivir"). ¡Cuánta inconsciencia y crueldad de fondo ayudándose sin alma o escrúpulos!
13 abril 2013