--------------Cuando no se le ayuda a la verdad, la mentira se impone (y sus daños).

martes, 16 de junio de 2015

Con el método racional-ético, el insulto ES OBLIGATORIO -porque continúe tal método-  cuando el método de la aprobación -con el halago, con el consentimiento o con ése hasta ahora facilitar imparablemente el acomodo de la sinrazón ya lo ha corrompido o  destruido todo.
Entonces, ya tienes que decir que es "una cueva de ladrones" , sí o sí, urgentemente en indignidad y en parar el mal, claro, en único desaprobarlo, descalificarlo, condenarlo y a bien ineludible detenerlo.
Hay siempre que tener en cuenta que ya ontológicamente -en el proceder-, para la sinrazón, cualquier razón es un insulto; pero es una y no la otra la que debe pararse Sí, hay que centrarse bien de cabeza, no pensar a lo españolaco.con la cabeza podrida. 

2 comentarios:

José Repiso dijo...

Además, con prejuicios y fanatismos asentados, el que no le digas las cosas claras en condena o en indignidad, se lo pones más fácil. A veces, el sátrapa, al ver que nadie le protesta, CREE para colmo que está haciendo el bien -puesto que no advierte quejas o desaprobación, así que tontos se las callan o aguantan-.

José Repiso dijo...

Si no le dices al cerdo que huele mal, siempre se creerá que buele bien (y así no se parará eso de mal y nunca habrá apertura al verdadeero bien).

Ésa es una BASE DE LA RAZÓN y, para tontos y vendidos, ya hay bastantes -por cierto- solicitudes.
Y, aunque el camino acabase, ellos seguirán.