--------------Cuando no se le ayuda a la verdad, la mentira se impone (y sus daños).

jueves, 21 de febrero de 2013

TODO SIGUE IGUAL: LA UTILIZACIÓN DE LA MENTIRA EN LA RENTABILIDAD SOCIAL HACIA LA PUTREFACCIÓN ÉTICA.
Millones siguen alimentándose de Franco, de Pinochet, de Mao, sí, de imposiciones, de alineaciones que se atribuyen algo superior, de fundamentalismos, etc.; y eso -y no otra cosa- precisamente es la MENTIRA. Pues la mentira empieza cuando te alimentas de alguna intolerancia u obsesión de concepción social, sea cual sea, de consideraciones de desigualdad entre hombres y mujeres -por ej.-, ya lo diga una religión, famoso Hdperra u otro poder.
¿Qué no es ya  fundamentalismo en una religión?  La línea que separe lo que está exento es muy difícil o no existe; puesto que, con solo algo de intolerancia que se alimente desde un poder religioso, ya eso es fundamentalismo o mentira (La mentira del poder social es: alimentarte de muchas mentiras y hacer -a recursos de mediación, alineación o de manipulación- una verdad de ellas.)

2 comentarios:

José Repiso dijo...

- Si tú te alimentas de sinrazones, eso es la mentira.

- Si tú alimentas a la sociedad -a través de inculcación o mediación- con sinrazones, eso es la mentira.

- Si tú desproteges al que demuestra, eso es la mentira -por desprotección o desprecio de la verdad-.

- Si tú te alineas -o te unes a un corporativismo- sin condiciones, eso es la mentira -ya que las reglas éticas son condiciones-.

- Si a ti te va el "porque sí", el "somos inocentes", "los míos son los buenos poniendo manos en fuego" o el "todo va bien", eso es la mentira -porque machaca a millones de responsabilidades que existen para ser aplicadas y te importan un bledo-.

- Si tú impides un esfuerzo racional -aunque sea desprotegiéndolo-, sea el que sea, eso es la mentira.

- Si tú priorizas una mentira o una sinrazón cualquiera por encima de cualquier verdad, eso es la mentira.

EN EL CONTEXTO EN QUE TE ENCUENTRES, ESO ES LA MENTIRA.


(¿Qué es la sinrazón?; pues tópico frase, actitud, aptitud, costumbre, orden o reacción en la cual SE DÉ DE ANTEMANO LA VERDAD, al margen de las ineludibles reglas racionales: no censurar, compromiso ético con la verdad misma, contextualizar, desconfundir o aclarar, probar con indicios o consecuencias, argumentación coherente -que no sobre o moleste algo irracional-, no contradicción, conclusión coherente).

José Repiso dijo...

Muchos saben que cualquier movimiento emocional, fanático o de pillería mediática -que depende de lo mediático y no de la razón para que triunfe- tiene cientos de mentiras.
Y, a pesar de ello, millones lo siguen, "¡no importa!" piensan y creen; así que perdonan constantemente a las mentiras -eso justifican- y luego van a victimistas y a misma lacra mental de que los errores los tienen los demás, sin advertir que ellos también tienen demasiada mierda en el alma.

¡Sé legal y honrado con tus propios actos!, y descontamínate de la mierda ya, no, no ames más a la misma mierda.