--------------Cuando no se le ayuda a la verdad, la mentira se impone (y sus daños).

sábado, 2 de febrero de 2013

---   La gente tiene derecho a dudar de la honorabilidad de quien sea, ¡totalmente!
---   La gente tiene derecho a saber si se cumplen las responsabilidades esenciales de un partido político: su cumplimiento constitucional y su tesorería.
---   La gente tiene derecho a protestar -manifestarse de forma libre- sobre todo lo que quiera.
---   La gente tiene derecho a desconfiar o a quitarle confianza a cualquiera.
Porque la ciudadanía es libre de decidir eso.

2 comentarios:

José Repiso dijo...

- Un partido político, aunque esté gobernando, no puede condonar impuestos a solo una parte de la ciudadanía, pues es algo irrebatiblemente inconstitucional -privilegia a unos sobre otros- y porque justifica los incoherentes medios para un grato fin.

José Repiso dijo...

Ningún partido político, ¡ninguno!, tiene algún privilegio ANTE MI SENTIDO CRÍTICO.

Y el conjunto de todos mis pensamientos lo demuestran.