------Tu alma es lo que ayudas, y tu crueldad lo que impides

viernes, 8 de febrero de 2013

Todo poder necesita mentira para permanecer y toda mentira lo primero que hace es simpatizar con el poder -con servicios de obediencia y de montar bien mediáticamente su imagen- para ser protegida y repartirse, luego, siempre seguros beneficios.
Una mentira -que siempre da beneficios- reforzada por algún poder es invencible; por eso, los escritores de alma vendida, los mediocres, los que viven a costa de los demás -de engañarlos-, los especuladores, los demagogos que venden rápidamente su falta de principios, etc., "hacen la pelota al poder", utilizan solo el elogio general por gran rentabilidad al no oponerse a injustos ni a nada, se alinean sin condiciones y obedecen siempre a las sinrazones que dan buen abrigo de alma vendida y de negocio.

2 comentarios:

José Repiso dijo...

No existe bien sin verdad; por eso, algunos, odiando tanto al bien, no quieren la verdad, yéndose rápidamente a cualquier frivolidad, al negacionismo dictador -pues negar es más fácil que reconocer o aplicar ética- y al desprecio o al nunca valorar al que demuestra -le exterminan y le exterminarán siempre la dignidad-.

Los intelectuales españoles en los medios de manipulación -o de exterminio racional, vital o ético- mienten diariamente al cien por cien. Y ¿consienten que se reduzca por piedad o por fe o por humanismo ese porcentaje?
Pues no, no lo consienten por nada, que para eso están con miles de trucos, tópicos constantes(es posi o positivo, ¿y qué es eso?, ¿qué prueba científica tiene lo de positiva mierda mental?), estupideces en retraso milenario (no hay ayuda, sino "línea de autobuses o de créditos, etc.), pillerías de vulgaridad extrema, retorcimientos psicopáticos (la letra es de Bárcenas pero no se puede demostrar ya hasta que no esté el documento -según esta regla, la biblioteca de Alejandría no existío porque no se ha encontrado entera...)

José Repiso dijo...

La dignidad de ellos prevalece EN SUPERIORIDAD sobreprotegida a lo largo de los miles de días de sus vidas; en cambio, la mía la han exterminado TODOS los días de mi vida.

La razón, la vida o la ética o todo les importa un ¡pimiento!, que para eso tienen los medios de robar dignidad o de manipulación - es decir, RECURSOS, los cuales deberían corresponder a todo el mundo o al menos al que demuestra- para todo lo que quieran... exterminar.