--------------Cuando no se le ayuda a la verdad, la mentira se impone (y sus daños).

domingo, 13 de mayo de 2012

Vivimos en la época del INTERÉS MEDIÁTICO; e interesadamente, de manera inevitable. todos -así- VENDEN UNA IMAGEN a toda costa para que triunfe -o compita- su mediación.
Un hacer -en sus necesidades creadas- mucho "juego sucio" pero que quede lo más inadvertido posible.

3 comentarios:

José Repiso dijo...

Para que un país tenga BUENA IMAGEN hay que TAPAR todo lo injusto que hace porque no estropee esa buena imagen; entonces, los matones ahí actúan eliminando derechos y callando todo lo posible las protestas y las denuncias sociales. Todo un buen truco diabólico.
Si tú quieres tener buena imagen, pues eliminas a todos los que hablen mal de ti o de los errores que has cometido y solo admites los piropeos de tus amiguetes y ya solo ayudas a los que te hacen caso.

José Repiso dijo...

Replicando:

El saber valorar, para que sea real u objetivo, ha de tener un orden esencial de priorización.

Sí, si demuestras esa capacidad, has de valorar -en esencialidad- a tu madre o la persona que corresponde a la que te ha criado, luego a tíos, amigos, profesores, etc. Pero, lo que no puede suceder es que valores primero a tus amigos, luego a Popeye, luego a tu mascota y luego a tu madre. Pues... indica eso, ¡claramente!, que no sabes valorar.

---

En el contexto racional, lo mismo, se valora primero LO QUE ÚNICAMENTE RACIONALIZA O DEMUESTRA, luego a quienes honran a intereses o instituciones de tendencia racional, luego a los que tienen imagen de una coherente trayectoria, luego a...

---
En el contexto social o de pueblo, lo mismo, se valora esencialmente al que demuestra esfuerzos racionales o éticos, y luego al presentador o actor, y luego al mediático o al tonto del reality. Pero lo que nunca puede suceder es que se empiece al revés; porque, ¡clara y objetivamente!, no se sabe valorar.

Más claro, el pueblo de EE.UU. o la raza de color "negra", debe valorar primero a Luther King y luego otras cosas seguidas...;
el pueblo indio a Gandhi y luego a otras cosas seguidas...
en otro pueblo a Hernández o a cualquier otro sabio o ejemplar en toda su vida -pero que nunca viviera sin apoyo o se muriera agonizando en la cárcel-.

29 de abril de 2012 07:23

José Repiso dijo...

¿Desde cuándo hace falta PEDIR PERMISO -contra los que te manifiestas- para tener un derecho?. ¿pedir permiso para expresarte, para reunirte, para vivir...? Su nazismo ya es demasiado objetivo y evidente.

En España se pisotean los derechos -a los mismos, a los que no permiten nada- más que en Irán o en China, sin que haya cabida a esto ni siquiera algo de falsedad.