------Tu alma es lo que ayudas, y tu crueldad lo que impides

jueves, 16 de enero de 2014

El que lucha contra las sinrazones es, objetivamente, quien hace el bien en el mundo; y, siendo así, debe -en un imperativo ético- tener todo tipo de protección que exista
Pero ocurre lo contrario, exactamente lo contrario ante los escritores españoles del diablo, corruptos de ética; pues lo podrido  tiende siempre a pudrirse con todos los mecanismos de contumaz engaño y juego sucio, hasta lograr pudrir todo lo que pueda. Ellos impiden, tapan, anestesian.

1 comentario:

José Repiso dijo...

Se creen napoleones de sabidurías pero aplicando al mismo tiempo todas las reglas de la mentira y ninguna regla de racionalidad o de ética; solo se creen napoleones de saber algo escribiendo culebrones desequilibrados, antirreales y aborregados totalmente de la estupidez que hace retrasar a la sociedad.