------Tu alma es lo que ayudas, y tu crueldad lo que impides

sábado, 12 de octubre de 2013

El poder siempre te prepara o te impone el camino para que tú lo sigas -te condiciona para sólo elegirlo a él-; por el contrario, el que juega limpio te lo enseña -te enseña un camino racional-ético y limpio-. Por eso, tú siempre te formarás de mentiras, porque te dejas llevar por él, por lo grandioso de sus infraestructuras de mentiras, de mediaciones de toda espectacularidad y prepotente colorido. Tú nunca ni ayudas ni ayudarías a un Galileo, sino a un soplagaitas de mierda o a lo que te vendan a sinrazón por el alma.
Lo que se forma con mentiras, no esperes que críe una verdad.

3 comentarios:

José Repiso dijo...

Eres lo que atiendes para tu alma.
Si atiendes a la mediación de facilismos y mentirás, eso eres. Si atiendes a frivolidades y a morbosidades, eso eres. Si atiendes a a alineaciones de hipocresía, eso eres.

---

Si atiendes a la racionalidad -y no a los pillos que te meten mil mentiras diarias-, eso eres.
Si atiendes a una persona limpia -Jesucristo, un sabio honesto, etc.- , eso eres.

José Repiso dijo...

Toda la verdad del mundo te la pueden enseñar; pero, si no la valoras, toda la verdad del mundo destruyes. Toda la justicia del mundo te la pueden enseñar; pero, si no la valoras, toda justicia del mundo matas como un genocida.
La verdad nunca falta, sino sobra. Lo que sí siempre falta es tu honradez, tu solidaridad, tu amor a la verdad, tu honestidad, tu valor, tu no venderte, tu comprender las cosas, tu coraje, etc.
Únicamente faltan miles de cosas DE TI.

Si la verdad o la ética te la metes por el culo poco la valoras. ¿Que no?, ¿qué orden de prioridad le das?, ¿el que va después de que apoyes a los mediáticos mentirosos?

José Repiso dijo...

Como Hermann Tertsch, que será un mentiroso eternamente, destruyéndolo, ¡todo!, todo eternamente.