--------------Cuando no se le ayuda a la verdad, la mentira se impone (y sus daños).

sábado, 13 de abril de 2013

Lo que valoras te define   (el juego limpio del gran esfuerzo del demostrar o el juego sucio del despreciar la razón con la desprotección del no priorizar, con la imposición de una pasividad o con la censura de la indiferencia)  y eso es únicamente lo que siembras.
Tu valorar define todo tu hacer en la vida. Jamás ama el que no sabe valorar correctamente el amor, jamás es justo el que no sabe valorar sensatamente lo que es justo.

3 comentarios:

José Repiso dijo...

PERMITIR LA MALDAD es darle posibilidades a la maldad a través de la confusión, de la desinformación o de la manipulación, del consentimiento, de la alineación sin condiciones, del impedir derechos humanos, de la censura a la razón, de la frivolidad, etc.

------------

Los intelectuales de ahora hacen un protagonismo de que rechazan las injusticias, pero son casi solo ellos los que desprotegen la racionalidad -valores- y, en esa crisis interna de su maltratar lo esencial, nunca saben valorar nada.
Al final resulta que ellos son solo los que DESTRUYEN, como resultado práctico. Van de otra cosa, pero eso dan a la realidad.

--------

Es como el ir de victimistas porque hay injusticias, pero ellos mismos se las crean a ellos mismos y a los demás (para sumar crueldad en un "ni viven ni dejan vivir").

¡Cuánta inconsciencia y crueldad de fondo ayudándose sin alma o escrúpulos!

José Repiso dijo...

Los que no saben valorar siempre son y serán esclavos; mira si eso es tan cierto que, al no saber valorar, ni siquiera sabrán valorar nunca la... LIBERTAD. Por eso son esclavos.

José Repiso dijo...

DARLE LAS ESPALDAS A LA VERDAD es darles las espaldas a todos los que la han luchado o representado: Jesucristo, Galileo, Gandhi, etc.

Pero les da igual, hacer el mal les da igual.