--------------Cuando no se le ayuda a la verdad, la mentira se impone (y sus daños).

domingo, 3 de marzo de 2013

Cualquier sinrazón se ha vendido con éxito en cualquier lugar de la historia -causando mucha destrucción-; y ninguna se ha dejado sin utilizar aunque siempre se inculcó, en engaño exitoso, como beneficiosa porque, las sinrazones, actuaron como estrategias de poder y de rentabilidad para los privilegiados.

La esclavitud se vendió durante siglos como positiva y se ayudaba a esa maldad en masa; se quería ayudar a  lo que todo el mundo ayudaba, en terquedad. Si hoy se vende cualquier sinrazón, también tiene quien la compre y la siga, así, obedecen al "mercado" sobreprotegido y predominante, en antiética.

1 comentario:

José Repiso dijo...

Siempre sufre el mismo, el que nunca recibe de ti ni directa ni indirectamente alguna ayuda, porque jamás -con probación- has ayudado a lo que solo aporta en desprotección -algo nazi-. ---- Si no permites, apoyas ni valoras a quien tanto ha estado sembrando razón-ética ¿qué beneficio haces al bien o a la razón-ética? Esto es lo que esquivan muchos españoles UNA Y OTRA VEZ, y no se enteran, y no son conscientes ni en un ápice. Siguen y siguen, al montaje destructor del buenismo perverso o de la confunsión de color de rosa, y no paran así de destruir. ---- Si no permites razón ¿cómo va a haber razón?, H de la gran mierda; si no permites a Jesucristo realizarse en algo ¿cómo va a haber cristianismo?; si no permites que se vea la luz, ¿cómo se va a saber que está ahí? Y así todo... ¡pero no lo permiten!, son duros de mollera puerca.