------Tu alma es lo que ayudas, y tu crueldad lo que impides

sábado, 9 de marzo de 2013

Una persona que jamás acepta el conocimiento, que jamás acepta el aprendizaje racional-ético con su debido saber reconocer, no tiene educación y ni siquiera sabe respetar aunque diga que sí respeta mucho (pero no sabe hacerlo y no respeta nunca).
Hay quienes jamás evitan el dolor de nada (¡solo lo crean y lo siembran!), puesto que ni siquiera comprenden lo que es una injusticia; y al no saberla... la crean a decenas por día.

5 comentarios:

José Repiso dijo...

¿Qué es una injusticia para un intelectual español?, pues no tiene ni P. idea.
Es lo que le conviene o lo que le metieron en el coco los reyes Magos.


Pero una injusticia, objetivamente, es que a unos mismos esfuerzos correspondan diferentes compensaciones, que a dos personas cualesquiera se les defiendan sus derechos humanos de una manera desigual, que el esfuerzo raciona-ético esté menos protegido que cualquier mediación o exposición de privilegios.

José Repiso dijo...

CON MUCHOS CAMINOS DE LOS QUE UTILIZAS SE LLEGA A LA INJUSTICIA, pero si verdaderamente LOS CONOCIERAS -con la razón- los rechazarías.
----

La cantidad de dignidad que tiene una persona no va en función de quienes le siguen, de quienes le ayudan, de la gran cantidad de recursos y de privilegios que ha tenido para lograr algo, sino en que sin tener nada, aun teniéndolo todo en contra, arriesgando tanto su vida y aguantando tantas perdiciones, se ha enfrentado a una injusticia o ha defendido una razón.

José Repiso dijo...

Ése únicamente merece un premio y ha dado un gran ejemplo; el otro... ¡jamás! y ¡jamás!

José Repiso dijo...

Si, como dicen los lanzapiropos, la mayoría de los políticos es gente "honesta", ya casi todos los graves problemas del mundo estarían resueltos (es lógico). No creas -a tomadura de pelo- en culebrones mediáticos y en esas vanidades, que siempre se utilizan, a vanidad.

José Repiso dijo...

¿Quién defiende a un pobre? Siempre casi nadie. ¿Quién o qué defiende a ellos? ¡Demasiado!: normas, costumbres, fanáticos y medios.