--------------Cuando no se le ayuda a la verdad, la mentira se impone (y sus daños).

lunes, 11 de marzo de 2013

EN LA SOCIEDAD HAY DOS COSAS QUE SE GENERAN:
Lo que engaña (manipula, distorsiona, confunde, enturbia, maquilla, etc.), y se hace a través del elogio gratuito -que excluye la crítica o el análisis crítico-, de la simpatía mediática -que excluye rigor informativo y autocrítica-, del silencio -que tapa verdades-, de la sobreprotección -que discrimina al que puede rebatir-, etc.

- Lo que no engaña (porque únicamente se protege de la razón -con los esfuerzos que conlleva-, no de imagen, no de líneas, no de instituciones, no de intereses, no de costumbres, no del qué dirán, no de grupos-aprovechamientos de poder, no de mediación y no de gustos)
Cuanto más gane lo primero, la base de la realidad -lo que hay- más pierde; la libertad, la justicia, la tolerancia, la dignidad, etc., pierden.

1 comentario:

José Repiso dijo...

Lo que pasa... es que todos los días miles de majaretas en los medios imponen sinrazones que muchos dan como razones; al porque sí, al creerlas porque sí.

Por ejemplo, un majareta -un poco menos que A. Colinas- dice que la poesía es todo lo que emociona; ¡vaya! Entonces, como los discursos de Stalin o de Mao fueron los que más emocionaron de toda la historia, ¿eso es poesía?

No saben lo que dicen, ¡todos los días igual!, a descerebramiento sueltan sus confusiones y, luego, que otros a gran sacrificio repongan lo que ellos... destruyen.

A ellos les da igual, ellos ya tienen todo pillado, todo lo que han robado a través de todos los más sucios y desalmados medios.