--------------Cuando no se le ayuda a la verdad, la mentira se impone (y sus daños).

miércoles, 10 de octubre de 2012

Todo lo que se pueda arreglar algo depende solo de verdades y no de mentiras.
Sí, la información pública ha de compensarse en su veracidad -en su COMPROBACIÓN-; si no, todo se mueve por bla-bla y por un creer en donde las acciones no cuentan con "lo que hay" veraz  -yendo éstas "al acierto"-.
Un astuto manipulador no cambia, mañana será el mismo aunque con nuevos y más esquivos trucos -siempre en cualquier tema sabe deslucir lo que le conviene -¡eso es muy fácil!, una vez que se es así-.

4 comentarios:

José Repiso dijo...

El manipulador LO ES DE TODA LA VIDA -no, no tiene arreglo psicológico-; si lo despiden de un medio, al momento ya está en otro sin cambiar y con nuevos trucos -y peloteos, porque nunca puede prescindir de "hacer la pelota"- de mentiras utilizando algunas "verdades" en su contexto o en su ordenar finalista de mentiras.

José Repiso dijo...

"El militar, se ejecuta en el campo de batalla o en el teatro de operaciones. El método político se dirige a la retaguardia del adversario, es decir a la población civil. Es allí donde se ejecutan las operaciones sicológicas con todas sus herramientas y variables, la propaganda, la desinformación, la manipulación, la fabricación de noticias, la omisión, la descontextualización..Todo aquello que permita el montaje, pues finalmente, convencer es.. vencer.”

Sinopsis del documental Ngüeñén, El Engaño, realizado por Dauno Tótoro e Italo Retamal

José Repiso dijo...

A mí ningún español me ha favorecido en nada, y no solo eso, sino que no me ha permitido nada, y no solo eso, sino que nunca ha reconocido nada n i ha tenido conciencia de nada.

Ante ellos, sí, Hitler es un santo. Son el infinito de la crueldad.
Y van de lo contrario, cogiendo los beneficios de todo lo contrrio, a nazismo total o infinito.

José Repiso dijo...

Todas las injusticias más horribles que existen TIENEN SU PARTE POSITIVA en un contexto o en otro -racional, emocional o de rentabilidad-.

Si a todos los corruptos que han robado se les perdona lo que deben a lo público -o lo que han defraudado a Hacienda- porque ahora declaren algo, es algo horrible..., pero beneficia algo.

Si a un grupo terrorista se les perdona todo porque entreguen las armas, pues hay un beneficio en eso a costa de un claro horror.

Si a todos los pobres -que pasan verdaderas necesidades imprescindibles- se les suben los impuestos, pues beneficia al país, de paso los ricos se quedan tan campantes, y toda esta positividad se hace a costa de los que sufren.

Por eso, los desalmados se encargan de buscar esto de algo positivo en lo horrible de algo, ¡ellos son así de HdP!

Si España necesita un rescate aún mayor -pero eso perjudica a su imagen de gobierno de turno-, pues eso no se le llama rescate sino zanahoria de créditos de otros países y... ¡ya está!, ya está todo "arreglao".